Washington, Andina. La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo que el presidente de Siria, Bashar al-Assad, “aún está a tiempo” para lograr una salida pacífica negociada al conflicto en el país árabe.

“Creemos que no es demasiado tarde para que el régimen de Assad encuentre un camino que termine la violencia y comiencen conversaciones serias que no se han realizado hasta ahora”, señaló.

Sostuvo que la salida es la transición a la democracia con nuevas elecciones, y refirió que llegó el momento de planificar “el día siguiente” a la salida de Bashar al-Assad.

Refirió que los desafíos que enfrentará las fuerzas de oposición en Siria, serán las armas químicas que tiene el régimen de Bashar al-Assad, la ayuda humanitaria y la protección de la población civil.

"Es importante considerar estos problemas del día siguiente”, subrayó.

Clinton señaló que se debe trabajar en cercana colaboración con la oposición en Siria, porque cada vez más tienen territorios liberados, que se convertirán en lugar seguro para futuras acciones.

Bashar al-Assad, en el poder desde julio del 2000, enfrenta fuertes protestas de sectores que piden elecciones democráticas en Siria, así como una insurrección armada que busca relevarlo del poder.

Las protestas contra el gobernante se iniciaron el 26 de enero de 2011 con manifestaciones multitudinarias en las calles en el marco de la llamada “primavera árabe”, que provocó la caída de algunos regímenes de la región.