Washington. Como una “barbarie absoluta” calificó la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, la forma en que están actuando los narcotraficantes en México.

La funcionaria se refirió al asesinato del ciudadano estadounidense, David Hartley, quien murió en septiembre en la presa Falcón, en la frontera de Texas y Tamaulipas; y a la decapitación del investigador mexicano que estaba indagando el hecho.

Según la esposa de Hartley, Tiffany, ambos fueron atacados cuando regresaban desde México a Estados Unidos en motos de agua. Su marido recibió un disparo, informó Univisión.

Esta semana un comandante de la policía mexicana que investigaba el hecho, Rolando Flores, fue decapitado y su cabeza se encontró en una maleta.

“Tragedia horrible”. Frente a la muerte del investigador mexicano, Hillary Clinton señaló que “es una tragedia terrible y obviamente nos enferma”.

Añadió en una entrevista a la cadena ABC que “la decapitación del valiente investigador mexicano es prueba de lo que estamos enfrentando”, informó El Universal.

“El barbarismo absoluto que estamos viendo en estos criminales y terroristas en el mundo de hoy, debería sacudir la conciencia y sumar los esfuerzos para derrotar a estos actores terribles y violentos que embargan las vidas lo mismo en México que en África o Afganistán”, enfatizó.

Por ello, la funcionaria estadounidense reconoció que “tenemos que hacer más” para reforzar la colaboración con México para fortalecer la seguridad fronteriza, reducir el consumo de drogas y cortar el flujo de armas.

La muerte de David Hartley se ha convertido en un conflicto de seguridad binacional.