Hillary Clinton, secretaria de Estado de Estados Unidos, llamó a Centroamérica a redoblar los esfuerzos para reducir la tasa de homicidios en Centroamérica, durante una reunión con los cancilleres de la región.

Clinton se reunió con los cancilleres de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Belice en un hotel de Nueva York, aprovechando las sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas.

La funcionaria recordó que los gobiernos por sí solos no han podido encontrar las respuestas, por lo que desde junio del año pasado se constituyó el Grupo de Amigos de Centroamérica.

Dicha estrategia está comenzando a dar resultados. En el primer semestre de este año, las tasas de homicidios descendieron 10% en Guatemala, 25% en Honduras y 26% en El Salvador, apuntó.

“Los países donantes, como nosotros, necesitamos seguir coordinando y enfocando los recursos donde más se necesitan, sin duplicar esfuerzos. Los gobiernos de la región tienen que compartir prácticas óptimas y poner en marcha iniciativas conjuntas, porque el crimen, por supuesto, no se detiene en las fronteras, y tenemos que seguir trabajando junto” apuntó Clinton.

Este año, Estados Unidos destinará $135 millones a la Iniciativa Regional de Seguridad para América Central, con lo que se elevará el total de fondos a casi $500 millones en cuatro años, agregó.

Hay programas que están dando resultados prometedores. Estados Unidos está financiado distritos policiales modelo en El Salvador y Guatemala, que contemplan capacitación y equipo a los policías para que tengan una mayor participación en las comunidades.

En los tres distritos iniciales, se ha logrado reducir la tasa de homicidios en 35%, 40% y 50%, detalló la secretaria de Estado. La estrategia se debe seguir extendiendo.

Asimismo, USAID tiene proyectos en 12 zonas de alta criminalidad de El Salvador que trabaja en la prevención, específicamente en el área de educación y formación profesional a grupos de sociedad civil en alto riesgo.

Por otro lado, resaltó la voluntad política de elevar cercos legales para el narcotráfico y el crimen organizado. Aplaudió que Honduras aprobara el año pasado una ley que permite la extradición de narcotraficantes, Costa Rica ha fortalecido sus fuerzas policiales y tribunales, mientras que Guatemala mejoró en la incautación de droga y detención de criminales en la frontera con México.

En el encuentro participaron representantes del Grupo de Amigos de Centroamérica, entre ellos Patricia Espinosa, canciller de México; José Manuel García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores de España; así como diplomáticos de Canadá, Australia, Alemania, la Unión Europea (UE), el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“Todos tenemos un interés en mejorar la estabilidad y seguridad en América Central. Para Estados Unidos, este asunto es muy personal” dijo Clinton a los asistentes.