París. El presidente de Francia, François Hollande, dará a conocer su gobierno este miércoles y probablemente recompensará a actores clave de su campaña electoral con altos cargos, además de que colocará a una mujer en el ministerio de la Juventud y la Educación.

El gabinete, que será anunciado a comienzos de la tarde, se derivaría principalmente de agrupaciones de izquierda, respetaría la paridad de género y reflejaría la promesa de Hollande de hacer de las escuelas y del empleo entre los jóvenes una prioridad central de su gobierno.

Hollande eligió al prefecto Pierre-René Lemas como jefe de gabinete y al germanófilo Jean-Marc Ayrault como primer ministro en una señal de las buenas relaciones con Berlín.

Sin embargo, persisten algunas dudas sobre las elecciones del nuevo presidente para otros dos puestos clave, mientras importantes socialistas y figuras más jóvenes que emergieron en la campaña se alineaban para liderar ministerios clave, como Finanzas, Interior y Relaciones Exteriores.

"El nuevo gobierno será revelado mañana en la tarde, de modo que hasta entonces tendremos que esperar en suspenso", declaró al canal de televisión France 2 Laurent Fabius, un peso pesado socialista y posible ministro de Relaciones Exteriores.

Con un alto nivel de ansiedad por la crisis de deuda europea, Hollande elegiría a su amigo de años y asesor de campaña Michel Sapin como ministro de Finanzas, que tendrá la tarea de reducir el déficit presupuestario de Francia y revertir una alta tasa de desempleo.

Sapin, un arqueólogo sin estudios formales en economía, quiere alejarse de medidas de austeridad que dice que arriesgan a sumir a la zona euro en una recesión profunda e introducir medidas para estimular el crecimiento.

Existe menos claridad respecto a quién se hará cargo del ministerio de Relaciones Exteriores de manos del ministro saliente Alain Juppé.

Muchos creen que el otrora ministro de Asuntos Europeos Pierre Moscovici, de 54 años, será recompensado por dirigir la campaña electoral de Hollande.

Martine Aubry, una socialista de la vieja escuela que perdió una primaria de su partido frente a Hollande, podría liderar el expandido ministerio de Educación y de la Juventud, mientras que Manuel Valls podría ocupar el cargo de ministro del Interior.

Mientras Francia lucha por contener un declive de su base industrial, Hollande podría escoger a un oponente abierto a la globalización, el desenvuelto Arnaud Montebourg, como ministro de la Industria para supervisar su estrategia de inversiones.

El amigo de Hollande Jean-Yves Le Drian podría ser el nuevo ministro de Defensa, funcionario que tendría que supervisar el retiro de las tropas francesas de Afganistán para fines del 2012.

Para mantener la paridad de géneros, Hollande elegiría a Aurélie Filipetti, de 38 años, para ocupar la cartera de Cultura, mientras que la portavoz Najat Vallaud-Belkacem, de 34 años, probablemente sería nombrada para un cargo menor en el combate a la discriminación.