Honduras ve con optimismo cómo los homicidios comenzaron a reducirse desde septiembre de 2013. Y es que, según el informe del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), el 2013 cerró con una tasa de homicidios de 79, es decir, con una reducción de seis puntos, ya que en 2012 la tasa fue de 85,5.

Las cifras del Observatorio indican que en 2012 hubo 7.172 homicidios, mientras que en 2013 hubo 6.757. Hasta septiembre del año pasado los homicidios se mantenían en un rango cercano o superior a los 600, pero a partir de ese mes estas muertes se mantuvieron por debajo de 500.

Científicamente es difícil determinar qué medida hizo que los homicidios bajaran, pero lo cierto es que este logro coincide con el lanzamiento a las calles de la Policía Militar de Orden Público (PMOP).

Esta Policía Militar, a la cual se oponían el partido Libre y Pac, fue enviada a las calles, debidamente equipada, el pasado 15 de septiembre, luego de su presentación en los desfiles patrios. Ese mes de septiembre se cerró con 522 homicidios, octubre con 508, noviembre con 455 y diciembre con 515.

Los logros en estos cuatro meses permitieron que Honduras cerrara con una menor tasa de homicidios. Apenas meses antes, el promedio de muertes diarias era de 21, pero esa cifra se ha reducido a 17 y las cifras de los primeros días de 2014 indican que la tendencia sigue a la baja.

Departamentos. El mismo informe del Observatorio de la Violencia establece que el análisis de tasa de homicidios, según departamento y cabeceras, indica que son cinco los departamentos de Honduras que en el 2013 sobrepasaron la tasa nacional de homicidios (79 por cada 100 mil habitantes). Estos departamentos son: Cortés con una tasa de 133,3, Atlántida con 115.1, Yoro con 105,3, Colón con 83,8 y Ocotepeque con 80,8.

Afectación en área urbana. También se da a conocer que el comportamiento de los homicidios, de acuerdo al área urbana o rural, presenta diferencias en algunos departamentos, pues la violencia se acentúa en lo urbano.

En el caso de las cabeceras departamentales y los demás municipios de los diferentes departamentos, el informe establece que San Pedro Sula presenta una tasa de 193,4 homicidios y el resto de municipios de Cortés el 84,9. En tanto, Santa Bárbara presentó una tasa de 174,9 y el resto de municipios de Santa Bárbara tienen 66,9.

La Ceiba posee una tasa de 140,7 y el resto de municipios de Atlántida la tasa es de 92,1. Yoro tiene una tasa de 140,9, mientras en el resto de municipios de Yoro tiene 99,5. Ocotepeque presenta una tasa de 120, mientras el resto de municipios de Ocotepeque tiene 73.3.

Comayagua presenta una tasa de 110,3, mientras el resto de municipios del departamento posee 61,4. Trujillo tiene una tasa de 93,3, mientras el resto de municipios de Colón está con 81,5. El Distrito Central de Honduras presenta una tasa de 86 homicidios, mientras el resto de municipios de Francisco Morazán tiene una tasa de 45,1 homicidios por cada cien mil habitantes.

En cuanto al departamento de Gracias a Dios, el informe da a conocer que la violencia comienza a desplazarse hacia el contexto rural; su cabecera, Puerto Lempira, presenta una tasa de 55,4 homicidios, mientras que en el resto de los municipios la tasa es mayor, con 56,8 casos.

El informe del Observatorio de la Violencia de la UNAH enfatiza que igual que en años anteriores se mantiene el desplazamiento de la violencia en el departamento fronterizo de Ocotepeque, que tiene frontera con El Salvador y Guatemala, igual que en tres departamentos de la zona norte, que son Atlántida, Colón y Cortés, con salida al océano Atlántico y con fronteras marítimas con Nicaragua, Guatemala y la proximidad marítima a aguas colombianas.

Baja es por decisiones. El vocero de las Fuerzas Armadas, coronel José Antonio Sánchez Aguilar, es del criterio que la baja en la delincuencia y en especial en la tasa de homicidios “se debe a las últimas decisiones tomadas por el presidente de la República con la organización de la Fuerza Interinstitucional de Seguridad que está ejecutando la Operación Morazán a nivel nacional”.

Además de eso, “porque se han tomado acciones para hacerle una lucha frontal al crimen organizado, a la delincuencia común y al narcotráfico”.