La seguridad estará garantizada antes, durante y después de la toma de posesión del presidente Juan Orlando Hernández Alvarado, pese a las amenazas de boicot y vandalismo de sectores radicales afines a la alianza Libre-Pac.

Así lo revelaron autoridades de la Secretaría de Seguridad, quienes tienen a disposición al menos 3.000 agentes. De una cantidad similar disponen las Fuerzas Armadas, quienes desde las 4:00 de la mañana (local) estarán ubicados en puntos estratégicos.

El vocero de la Secretaría de Seguridad, subcomisionado de Policía, Julián Hernández Reyes, dijo a El Heraldo que para el 27 de enero, la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas “mantendrán bajo control las áreas adyacentes al Estadio Nacional Tiburcio Carías Andino, Casa Presidencial, Congreso Nacional y el aeropuerto internacional Toncontín”.

En todas estas zonas se van a mantener puntos de control para el registro de personas y de vehículos sospechosos.

“El lunes desde horas de la madrugada las vías de acceso que conducen al Estadio Nacional deberán permanecer totalmente libres de vehículos, de puestos de venta, de comidas ambulantes y de todo aquello que pueda obstaculizar la libre circulación vehicular o de personas”, dijo Hernández.

De tal manera que todo vehículo que contravenga estas medidas de seguridad se va a proceder a realizar el traslado mediante una grúa. Estas zonas se convertirán en zonas restringidas, siendo autorizada únicamente la circulación de personas debidamente acreditadas. Las calles cerradas En virtud de que habrá calles cerradas, Seguridad pidió la comprensión de los moradores de la zona.

Las calles que amanecerán cerradas son: calle de Las Acacias en el barrio Morazán a la altura de la Tapicería Steven, las bodegas de Larach y Cía., la calle a la altura de Plantas Tropicales, la calle frente al Colegio de Peritos Mercantiles en el bulevar Suyapa, la calle a la altura del edificio El Barco en el bulevar Morazán, a la altura del puente Río Chiquito a inmediaciones de la Antigua Penitenciaría Nacional, puente La Isla, Puente Estocolmo, Puente Juan Ramón Molina, y la calle a la altura del semáforo de El Prado.

Recomendaciones. Para evitar cualquier incidente, se recomienda a las personas que asistan al Estadio Nacional no lleven niños pequeños ni personas adultas con limitaciones físicas, pancartas con palos, ni llevar botellas, botes ni bolsas con agua, paraguas, dobles camisas y cualquier tipo de objetos, porque de lo contrario no podrán ingresar al Estadio Nacional. Además de eso no se permitirá la venta de comida dentro ni fuera del Estadio Nacional y no se permitirá el ingreso de comida, refrescos ni agua.

Las personas podrán ingresar a presenciar el solemne acto por los portones 1, 3, 7, 8 y 10 ubicados en la parte sol este del Estadio Nacional. “Se tiene un plan de seguridad con las Fuerzas Armadas que cubrirá hasta el más mínimo detalle ya que se va a dar seguridad a las personas particulares y a los dignatarios”, enfatizó el vocero policial.

Para ello, se tienen instaladas cámaras de video dentro y fuera del estadio, con las que se va a grabar cualquier incidente que se pueda presentar.

Logística. La Policía Nacional va a trabajar con 3.000 agentes entre hombres y mujeres, igual hay un dispositivo de las Fuerzas Armadas con un número similar quienes van a contribuir a garantizar la seguridad, con 300 motorizadas y 300 patrullas, que estarán distribuidos en seis anillos de seguridad, ubicados en puntos estratégicos.

El primer anillo va a comprender la seguridad de los dignatarios tanto nacionales como internacionales. El segundo anillo va a comprender la seguridad de toda la pista y quienes se encuentren en dicho lugar. El tercer anillo estará ubicado en la parte alta de las graderías donde se ubicarán los asistentes al acto. El cuarto anillo comprende los once portones de acceso al Estadio Nacional, donde habrán detectores de metal, escáneres para efectuar todo tipo de inspección al momento de ingresar.

El quinto anillo será en las afueras del estadio y sus alrededores, y el sexto anillo comprenderá desde el estadio a las diferentes rutas de cierre que se van a tener.

Hernández recordó que el operativo inicia con la seguridad a todos los dignatarios de diferentes países, por lo que con anticipación el equipo de trabajo tiene el itinerario en mano. Todo el recorrido desde el aeropuerto a los hoteles será acompañado con cápsulas de seguridad, al igual que desde el hotel hasta el Estadio Nacional.

Se dará seguridad en los hoteles donde estarán hospedadas las delegaciones de visitantes, por lo que hay oficiales encargados para guiar el desplazamiento.

En caso de que se presenten manifestaciones, también se contemplan las acciones a seguir. Lisandro Rosales, comisionado de Copeco y coordinador del acto de traspaso, reveló que hay indicios de actos de desorden por parte de grupos radicales afines a Libre. Es por eso que se tienen contingentes policiales y militares ubicados estratégicamente, los que procederán inmediatamente al presentarse una situación que pueda alterar el orden público.

Además de eso, habrá ambulancias y clínicas móviles que estarán ubicadas en el Estadio Nacional al igual que socorristas del Cuerpo de Bomberos, Cruz Roja y Cruz Verde.