Tegucigalpa. Honduras agradece a Estados Unidos por poner en marcha una nueva iniciativa para luchar contra el narcotráfico en Centroamérica, lo que representa una rectificación de su política antidrogas, dijo este jueves el ministro de Seguridad, Oscar Alvarez.

"Antes Washington daba sólo migajas a Honduras para combatir el narcotráfico, lo que hacíamos solos, pero ahora se nota que trata de apoyar a nuestro pueblo en esta lucha", manifestó Alvarez.

"Agradecemos el apoyo de Estados Unidos, que empieza a rectificar en la lucha antidrogas regional", dijo en rueda de prensa.

Calificó de "importantísima" la visita que realiza esta semana a la región el subsecretario antinarcóticos de Estados Unidos, William R. Brownfield, quien anunció el miércoles aquí que su país ejecutará un plan antidrogas en Centroamérica similar al de México y Colombia.

"La gira de Brownfield significa la voluntad de Estados Unidos de apoyar a nuestro pueblo en la lucha que libra contra las drogas", aseguró el ministro.

Advirtió que "ahora habrá una verdadera ofensiva en contra del narcotráfico, lo que permitirá reducir la violencia en Honduras y Centroamérica porque las drogas son el flagelo que genera no solo inseguridad sino violencia".

Con las aportaciones estadounidenses, según Alvarez, "habrá fondos para combatir las pandillas juveniles, reducir las muertes violentas en las calles, organizar patrullajes especiales de la policía y mejorar la operatividad antinarcótica con nueva tecnología en las comunicaciones... y se emprenderán operativos de gran envergadura jamás vistos en Honduras para cerrar los espacios al narcotráfico".

"La droga pasa de Sudamérica a Estados Unidos, pero una parte de ella queda en Honduras y en la región... y eso genera violencia callejera, desolación y muerte en el país", subrayó.

Alvarez afirmó tajantemente que "con el respaldo norteamericano tendremos éxito en combatir el narcotráfico internacional y local".

Brownfield dijo a reporteros que "la idea no es eliminar o sustituir las iniciativas que ya existen (en México o Colombia), es crear una nueva estructura, un tipo de sombrero por encima de todas las iniciativas (existentes) que permitan más colaboración o coordinación... y ofreceremos nuevos recursos".

Señaló que "el crimen se ha transnacionalizado y tiene que ser enfrentado en conjunto por todas las naciones en alianza con Estados Unidos".

Brownfield llegó a Tegucigalpa como parte de una gira por Centroamérica y Colombia. organizado y el fortalecimiento del estado de derecho".

A principios de la semana reunió con líderes de Guatemala y El Salvador. De Tegucigalpa irá a Colombia.

Fue antecedido por el jefe de la fuerza aérea del Comando Sur de Estados Unidos, Glenn Spears, quien el martes estuvo Honduras para analizar los programas de rescate, asistencia humanitaria y operaciones antinarcóticos.

Estadísticas oficiales establecen que Centroamérica es la principal ruta de la cocaína colombiana a Estados Unidos, donde circulan alrededor de 250 toneladas de cocaína cada año.