Tegucigalpa. El Ministerio Público de Honduras no apelará el fallo de un tribunal que anuló dos juicios por presunta corrupción contra el derrocado ex presidente Manuel Zelaya, dijo el fiscal general, allanando el camino para que abandone el exilio y regrese al país.

Zelaya, un aliado del presidente venezolano Hugo Chávez, fue depuesto en un golpe de Estado el 28 de junio del 2009 cuando se disponía a realizar una consulta popular que, según sus opositores, buscaba impulsar reformas legislativas para perpetuarlo en el poder.

Un tribunal declaró el lunes la nulidad de dos juicios contra Zelaya por cargos de fraude, abuso de autoridad y falsificación de documentos por la presunta malversación de 54 millones de lempiras (US$2.8 millones) utilizados en la propaganda y financiamiento de la consulta que celebraría.

"El Ministerio Público va acatar el fallo y a partir de hoy yo estoy dando instrucciones a los fiscales del caso para que no interpongan el recurso de amparo", dijo el Fiscal General, Luis Rubí.

El Ministerio Público tenía un plazo de 60 días para acudir en amparo ante la Corte Suprema de Justicia para revocarla nulidad de los juicios.

Zelaya, que se encuentra en República Dominicana desde el 27 de enero del 2010, cuando asumió el poder el presidente Porfirio Lobo, ha advertido que no regresaría al país para ser juzgado.

Lobo ha presionado porque se anulen los juicios contra Zelaya, lo que facilitaría la reincorporación de Honduras a la Organización de Estados Americanos (OEA), de donde la nación centroamericana fue suspendida tras el golpe del 2009.

Varios países latinoamericanos condicionan el retorno de Honduras a la OEA, que celebrará a principios de junio una asamblea general, a la anulación de los juicios contra Zelaya.