A paso firme avanza el proceso de solución de la crisis política.

De hecho, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y el ex mandatario Manuel Zelaya dieron por resuelto el conflicto tras la reunión de ambos en Caracas, este sábado 16 de abril.

Fue el propio Zelaya el que mencionó, luego del encuentro, que por fin se ve luz al final del túnel de las crisis.

"Solo falta buscar esa reconciliación que ha señalado con muy buen lenguaje el presidente (colombiano) Juan Manuel Santos en Colombia como mediador para buscar ese proceso de reconciliación de la familia hondureña ( ..) además del presidente Hugo Chávez Frías", expresó Zelaya.

El gobernante venezolano se ofreció como mediador para que las fuerzas políticas y sociales concilien y, de esa forma, que el país regrese a la Organización de Estados Americanos (OEA).

La OEA podría resolver el regreso del país a ese organismo durante la sesión de la asamblea general que se realizará del 5 al 7 de junio de este año en El Salvador.

"Mel" le pidió a Chávez. Extraoficialmente se mencionó que Zelaya le remarcó a Chávez durante la reunión del sábado su demanda de volver al país solo si los dos juicios en su contra eran anulados.

Esta anulación podría estar lista después de Semana Santa, cuando el Tribunal de Apelaciones falle si lo sobresee de las causas que se le imputan.

"El presidente Zelaya ha puesto encima de la mesa unos puntos para la negociación. El presidente Lobo ha dado una primera respuesta positiva, pero luego eso debe concretarse en un documento; ya tenemos un borrador", indicó.

Ese borrador es un documento que los gobiernos de Venezuela, Colombia y Honduras preparan para fijar las condiciones finales para que Zelaya vuelva al país exculpado de los delitos de corrupción que se le imputan y que Honduras sea reinsertada en la OEA.

"Saludamos a todo el pueblo de Honduras, a todo los pueblos de Centroamérica y ratificamos nuestra más grande voluntad en luchar sin claudicación alguna por el camino realmente democrático, el camino de la paz y la unidad entre nuestros pueblos", expresó Chávez.

El mandatario venezolano también solicitó que se abran los espacios para que el Frente Nacional de Resistencia Popular (FRNP) sea un partido político.

Por su lado, se maneja que el ex presidente Zelaya habría reconocido que Venezuela contribuyó para que regrese el orden democrático en el país.

Chávez dio un reconocimiento al gobierno del presidente Porfirio Lobo, lo que contrasta con los señalamientos de "proceso espurio" que hizo de las elecciones nacionales que llevaron a la Presidencia al mandatario hondureño.

En la reunión del fin de semana en Venezuela asistieron miembros del FNRP como el coordinador nacional y zelayista, Juan Barahona.

También estuvo el ex ministro de la Presidencia, Enrique Flores Lanza, y el ex alcalde de San Pedro Sula, Rodolfo Padilla Sunceri, ambos investigados por casos de corrupción en el período presidencial de Zelaya.

Primer paso. El encuentro Chávez-Lobo se produjo luego de que el mandatario de Venezuela se reunió con el presidente Porfirio Lobo en Colombia junto al dignatario anfitrión Juan Manuel Santos, el 9 de abril pasado.

En ese encuentro se acordó que se elaboraría un plan para el retorno de "Mel" a Honduras.

"A partir de ahí (la reunión Lobo-Santos-Chávez) se arregló el problema", dijo el sábado pasado el presidente Santos desde Alemania.

Zelaya propuso cuatro puntos para ser tomados en cuenta en ese plan, aspectos que en su mayoría se han cumplido y los que no se han ejecutado ha sido por decisión del ex gobernante.

Para el caso, Zelaya demandó la instalación de una constituyente, aspecto que el propio Chávez reconoció no ser necesario porque el Congreso actual ya reformó el artículo 5 constitucional que permite consultar sobre todo.

Sobre los perseguidos políticos, se expresó que en Honduras hay plena libertad política y varios simpatizantes de Zelaya incluso ya trabajan en la búsqueda de una candidatura presidencial.

Respecto a los exiliados, Lobo volvió a pedir la lista de estos "desterrados", pero Zelaya no la ha enviado. En caso de recibirla, el propio presidente ha prometido viajar a donde estén para traerlos al país y darles seguridad.

Sobre los derechos humanos, Lobo pidió a los gobiernos de Venezuela y Colombia que envíen comisiones para que se cercioren que hay pleno respeto. En el caso de las protestas, aseguró que se hacen desalojos cuando se violenta el principio constitucional de libre movilización. Este punto fue entendido por Chávez ya que él hace mismo con la oposición e incluso ha ordenado que les "echen gas del bueno" cuando se den bloqueos de carreteras.

En el caso del retorno de Zelaya, la Corte ya anuló las órdenes de captura, por lo que el ex presidente puede volver cuando desee sin temor a ser capturado.