Tegucigalpa. Más de 20 personas resultaron heridas y al menos 50 fueron arrestadas este miércoles en Honduras en medio de violentos choques entre maestros que protestan desde hace dos semanas y fuerzas de seguridad, dijeron las autoridades.

Los manifestantes, que convocaron para este miércoles a lo que llaman paro cívico nacional, bloquearon importantes carreteras y avenidas en las ciudades más importantes del país, y fueron desalojados por fuerzas antimotines de la policía con carros lanza agua y gases lacrimógenos.

Los manifestantes a su vez arrojaron piedras y palos a la policía, en los más violentos disturbios desde que comenzaron las protestas, de las que participan partidarios del ex presidente Manuel Zelaya, derrocado en junio de 2009 por militares.

"Tenemos reportes de al menos 50 personas detenidas y más de 10 policías heridos al ser alcanzados por piedras y palos de los manifestantes", dijo a Reuters el portavoz del ministerio de Seguridad, Leonel Sauceda. El resto de los heridos son manifestantes.

Los maestros, que están en huelga, rechazan la intervención gubernamental de un instituto de previsión del magisterio y la presunta privatización de la educación.

El presidente, Porfirio Lobo, ha llamado a los líderes sindicales del magisterio a suspender la huelga, que ha declarado ilegal y que abarca a unos 60.000 maestros y afecta a casi 2,5 millones de estudiantes.

El 18 de marzo una maestra murió en medio de las protestas, según la policía porque cayó al suelo y fue pisoteada por otros manifestantes. Pero un médico del Hospital Escuela, estatal, dijo que había sido arrollada por un vehículo.