Tegucigalpa. El juez penalista Claudio Aguilar inició el estudio de la solicitud planteada por dos defensores públicos de anular los juicios que tiene el ex presidente Manuel Zelaya.

Los defensores José Anaim Orellana y Edgar Crosby Lanza presentaron el pasado martes un escrito ante el juez peticionando se anulen las acusaciones interpuestas por el Ministerio Público, revocar la orden de captura y retrotraer el proceso a la fase de investigación.

Aguilar estudia la petición cuando no evacua audiencias por casos de flagrancia.

No se permite el acceso de periodistas al pasillo donde se encuentra el despacho del juez Aguilar, un custodio permanece de guardia.

Los términos judiciales se encuentran suspendidos por el período de vacaciones en que se encuentra la Corte Suprema.

Las labores reinician el seis de enero, a partir de esta fecha se reactivan los tres días hábiles que tiene el juez para pronunciarse si admite o no el escrito presentado.

La Asociación de Jueces y Magistrados expuso que Aguilar debe inhibirse de conocer el caso, porque es incompetente.

Planteó que "Mel" debe ser juzgado como alto funcionario al ser diputado al Parlacen, que un magistrado debe ser el juez natural.