El comunicado en el que Honduras anuncia su intención de entablar relaciones diplomáticas con China Continental es "una bofetada" a Taiwán, dijo este viernes el ex diputado y analista político Olban Valladares.

Ante la controversia generada, Valladarres consideró que no es la manera de tratar a un amigo, refiriéndose a Taiwán, que ha apoyado al país en diversas situaciones.

"Me parece que no es un signo de gratitud y de respeto, se ha dado un bofetada a un país que ha sido amigo en las buenas y las malas", señaló.

Taiwán, un país que tiene relaciones diplomáticas con Honduras desde hace más de 70 años, ha destinado fondos para diversos programas y contingencias nacionales, como la emergancia por las lluvias, el desarrollo de la micro, pequeña y mediana empresa y con el programa de Educatrachos.

El comunicado que emitió la Cancillería hondureña es en respuesta a las declaraciones del señor Jaime C.M. Wu, director del departamento de Asuntos de Latinoamérica y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de China (Taiwán) de que su país “no aceptará que sus aliados adopten la política de doble reconocimiento de Taiwán y China”.

En este intercambio de misivas, la Cancillería hondureña respondió que el país "no acepta condicionamientos de ninguna naturaleza" por parte de otras naciones.

Al respecto, Valladares consideró que "no es esa la manera en que se debe redactar una nota, que obviamente rompe fuego, debe llegarse a un punto de mayor entendimiento", opinó el analista.

Valladares avizoró que Honduras romperá relaciones con Taiwán, "si es que este gobierno logra su cometido".

Honduras, comentó, va a establecer vínculos con China Continental y volverá a recorrer otro camino implorando recursos para sobrevivir.

"Honduras no dejará su papel de limosnero, son palabras muy duras, pero hay que decirlas, porque nos ha pasado en imnumerables oportunidades, que terminará vendiéndose al mejor postor".

Valladares calificó de arrogante la actitud de los diplomáticos hondureños, reflejo de los funcionarios públicos, "lamentablemente desde la cabeza hasta abajo, de pensar que las cosas se hacen porque se hacen".

El analista reflexionó que estas situaciones se dan porque "a alguien se le ocurre algo porque tienen una inclinación personal".

Según datos de la secretaría de Finanzas, la ayuda de Taiwán a Honduras se estima en unos mil 370 millones de lempiras o 68 millones de dólares.

Valladares mencionó que China Continental tiene recursos más que sobrados para tomar a Honduras en su regazo, aunque realmente representa un elemento político.

"Es otro paisito más, es otro voto más, es otro clavo en el ataúd de Taiwán como República independiente".

De acuerdo al análisis del exdiputado, estas acciones podrían estar enfocadas en acorralarlo de tal forma, que se reduzcan sus relaciones con el mundo, por lo que muy pocos países sostedrán relaciones con Taiwán.

También afirmó que no se espera que China venga a "derramar los recursos" porque tienen problemas internos como la alimentación y demandas de la población.

Lamentó que "no he escuchado que la cancillería ha hecho una ronda de consultas con personas calificadas, con el círculo diplomático hondureños que entienden de estas cosas".

Agregó que "no estoy hablando de los diplomáticos improvisados, esos que salen de la nada y son nombrados cónsules, sino de los diplomáticos que tienen muchísimos años".

Para Valladares, no se provovará un terremoto por lo que se está haciendo, pero insistió que la manera de hacerlo "no ha sido la correcta y no hay dignidad en ello".