Bogotá/Managua. Honduras, con la mediación de Colombia y Venezuela, firmó el domingo un acuerdo que busca la reincorporación del país centroamericano a la OEA y que incluye el regreso del depuesto presidente Manuel Zelaya con la aceptación del actual mandatario, Porfirio Lobo.

El pacto, aplaudido por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), se concretó en un encuentro entre Lobo y Zelaya en la ciudad colombiana de Cartagena y al que asistieron el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro.

El secretario José Miguel Insulza dijo en un comunicado que a partir del lunes el Consejo Permanente de la OEA decidirá la fecha de la asamblea general extraordinaria "que concretará el retorno de Honduras al seno del organismo".

Zelaya abandonó Honduras hace casi dos años, después de que fue removido de la presidencia en un golpe de Estado en junio del 2009, acusado por sus opositores de buscar reformas legislativas para perpetuarse en el poder a través de una consulta popular que impulsaba.

"Estamos muy contentos de venir aquí finalmente para sellar un documento que nos permita a nosotros normalizar la relación de Honduras con todos los países americanos", dijo Lobo.

"La firma de este acuerdo es el último paso de normalización de las relaciones internacionales. Hoy se está diciendo en Cartagena: 'Honduras debe estar ya en la OEA". Ministro de la Secretaría de Planificación hondureño, Arturo Alvarez.

El golpe contra Zelaya, un aliado del presidente venezolano, Hugo Chávez, llevó a la OEA a suspender a Honduras del organismo multilateral y provocó una crisis política en la nación centroamericana.

"Las partes (...) acuerdan garantizar al ex presidente José Manuel Zelaya Rosales su regreso a Honduras, con reconocimiento pleno de sus derechos según la Constitución y las leyes de Honduras, incluyendo el ejercicio de su acción política en condiciones de seguridad y libertad", precisó el documento.

La asamblea extraordinaria de la OEA que se celebrará en El Salvador para definir el regreso de Honduras sería en junio, dijeron fuentes diplomáticas.

Paso a la normalización. Lobo recibió el respaldo de presidentes centroamericanos con los que se reunió junto con Zelaya en Managua el domingo en la noche. En el encuentro se anunció la reincorporación de Honduras al Sistema de Integración Centroamericana (SICA), que había separado a la nación días después del golpe de Estado.

"Estamos muy contentos, muy fortalecidos de que el SICA se vuelva a integrar nuevamente", dijo el presidente guatemalteco, Alvaro Colom, tras el encuentro.

El acuerdo firmado en Cartagena también se extiende a los ex funcionarios del Gobierno de Zelaya y otras personas afectadas por la crisis.

Insulza aseguró que los puntos principales del acuerdo son coincidentes con las líneas que el organismo multilateral ha trabajado durante casi dos años para restablecer la confianza entre las partes y lograr el regreso de Honduras.

"La firma de este acuerdo es el último paso de normalización de las relaciones internacionales. Hoy se está diciendo en Cartagena: 'Honduras debe estar ya en la OEA", dijo el ministro de la Secretaría de Planificación hondureño, Arturo Alvarez, a la emisora local HRN.

El acuerdo de retorno del ex mandatario se produce después de que el Gobierno hondureño se abstuvo de apelar a comienzos de mayo el fallo de un tribunal que anuló dos juicios por presunta corrupción contra Zelaya, quien vive en República Dominicana desde comienzos del año pasado.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, aplaudió desde Caracas el acuerdo y expresó que "de esa manera Honduras abre las puertas a la democracia y nos sentimos muy complacidos de poder ayudar en esta dirección".