El gobierno y los maestros definieron este miércoles el camino para encontrar una solución a la profunda crisis en que se encuentra sumido el sistema educativo en Honduras.

Los miembros de la dirigencia magisterial se volvieron a sentar con el presidente Porfirio Lobo tras la instalación de una nueva mesa de diálogo el miércoles anterior en Casa Presidencial.

Las pláticas dejaron este miércoles como resultado el establecimiento de una agenda de ocho puntos que comenzará a ser discutida este día punto por punto en la sede del poder Ejecutivo, a través de diferentes grupos técnicos de trabajo.

La agenda quedó compuesta por cuatro planteamientos hechos por el gobierno y cuatro propuestos por la dirigencia magisterial. Como primer punto, el poder Ejecutivo planteó la creación de un procedimiento o ley que permita regular la forma de solución de los conflictos económicos y sociales en el sistema educativo y que incluya prácticas directas de mediación, conciliación y arbitraje.

En el segundo punto se propone la integración de los organismos de la sociedad civil a una mesa de trabajo que permita discutir y consensuar la propuesta de la Ley General de Educación.

El gobierno planteó en su tercer punto la creación de un foro permanente entre el Ejecutivo, el Legislativo, el magisterio, las sociedad civil y las iglesias, que permita realizar reformas profundas al sistema; y como cuarto planteamiento propuso elaborar un censo nacional con todos los datos de 2011 para establecer el número de docentes que laboran en el sistema educativo.

Peticiones del magisterio. Los miembros de la dirigencia magisterial, por su parte, plantearon como primer punto la solución a la crisis financiera que atraviesa el Instituto Nacional de Previsión del Magisterio (Inprema), que registra un déficit actuarial de casi 72.000 millones de lempiras (US$3.742 millones).

Como segundo punto, los profesores demandan el respeto irrestricto del Estatuto del Docente y la suspensión de los reparos del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), un hecho que ha sido fuertemente cuestionado por distintos sectores de la sociedad ante la impunidad con la que pretenden operar los docentes en Honduras.

El tercer planteamiento tiene que ver con dejar sin efecto las suspensiones laborales y las deducciones salariales aprobadas por el gobierno ante las constantes paralizaciones en el sistema educativo.

El gobierno aprobó suspensiones que van desde dos meses hasta el despido justificado de maestros faltistas, esto luego de haber decretado como ilegal el paro establecido por la dirigencia magisterial.

Hasta este miércoles, el poder Ejecutivo mantenía en duda si se aplicarán o no al pie de la letra las sanciones establecidas en contra de los profesores huelguistas que decidieron el lunes volver a las aulas de clases ante la falta de apoyo de las bases.

Como último punto, los docentes plantearon la libertad absoluta de todos los maestros que fueron detenidos por participar en actos vandálicos durante las protestas del magisterio en la capital.

"Este es un diálogo que no puede ser como ha sido lo usual cada año con el sector magisterial; ellos tienen la mejor voluntad, ellos lo han expresado así, igual que nosotros, de que el diálogo sea inclusivo", manifestó ayer Lobo Sosa en conferencia de prensa.

"Cualquier acción que se tome sobre el tema de educación... y veo en la dirigencia magisterial una gran voluntad de cambiar lo que siempre han sido los diálogos y que sean diálogos que lleven de por medio lo que es un gran acuerdo con la educación nacional", sostuvo "Pepe". Las pláticas entre el gobierno y los maestros continuarán este día a las 5:00 de la tarde en Casa Presidencial, donde se comenzará a discutir el primer punto de la agenda en la búsqueda de los primeros acuerdos entre las partes.

Alejandra Ventura, ministro de Educación, dijo anoche que una vez resuelto el primer punto se procederá a la firma del mismo como primer acuerdo, hasta lograr evacuar los ocho puntos de la agenda.

"Hemos logrado concensuar una agenda que ya está firmada, se ha levantado el acta correspondiente y hemos logrado definir ocho puntos y vamos a ir tomando las decisiones y levantando actas de los acuerdos que estemos logrando en las diferentes negociaciones", explicó Ventura.