Tegucigalpa. El presidente hondureño, Porfirio Lobo, se reunió este lunes con la cúpula de las Fuerzas Armadas, en la Casa Presidencial, generando expectación tras los rumores de profundos cambio en la institución.

Lobo debería nombrar próximamente al nuevo secretario de Defensa, lo que traería modificaciones en la cúpula militar.

Tras la cita el presidente Lobo fue enfático al afirmar que, cuando se den los cambios, se harán en función de lo establecido en la ley militar y en la Constitución, según publicó El Heraldo.

El alto mando, encabezado por el general Romeo Vásques Velásquez, termina sus funciones en enero de 2011, sin embargo no está asegurada la continuidad de la cúpula militar hasta el fin del período.

Según Ramiro Archaga, vocero militar, Lobo afirmó en la reunión que no hay ninguna prisa por hacer cambios. "Él (Lobo) ha dicho bien claro, ‘no hay apuros, no tengo apuros por hacer movimientos en las Fuerzas Armadas, los voy hacer en el momento que corresponda’, eso es lo que ha dicho", manifestó el vocero de las Fuerzas Armadas al periódico hondureño.