El presidente Porfirio Lobo se reunió en privado con la misión de Carabineros de Chile que trabaja en un diagnóstico sobre el funcionamiento de la Policía Nacional de Honduras.

El encuentro se produjo en horas de la tarde en la residencia del mandatario en El Chimbo, según informó Casa Presidencial.

Durante la cita el mandatario habría conocido los avances del trabajo realizado por los agentes de la policía chilena que arribaron el pasado domingo al país para ayudar a solucionar la crisis que enfrenta la Policía hondureña.

Los agentes chilenos que se encuentran en el país son el general inspector en situación de retiro, Samuel Cabezas, el coronel Juan Carlos Castro y el teniente coronel Sergio Alarcón.

La misión elaborará un informe con sus respectivas recomendaciones sobre la actual situación de la Policía y luego el documento pasará a manos del presidente de la República.

Según las autoridades de la Secretaría de Seguridad, la misión estaría abandonando el país en las próximas horas para concluir su informe en Chile y luego entregarlo al gobierno hondureño.

Apoyo. La asistencia chilena permitirá fortalecer a la policía hondureña, igual que la recién aprobada Ley de Reforma a la Seguridad Pública, que contempla la depuración de la Policía y los operadores de justicia.

Sobre este particular, la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) ha pedido a la población estar vigilante del proceso de depuración que se realice en la Policía Nacional, es decir, estar a las expectativa de que una ves que se haya nombrado la Comisión Técnica se garantice la efectividad de su accionar, dijo.