Las protestas del sector magisterial contarán a partir de este día con nuevos actores.

El bulevar Centroamérica, frente al Instituto Nacional de Previsión del Magisterio (Inprema), se ha convertido en el punto de encuentro de los manifestantes, donde hoy se espera la llegada de los miembros del Consejo de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), representantes de la clase trabajadora organizada y como siempre de los miembros de la resistencia zelayista.

El gobierno determinó declarar ilegal los paros de labores que han mantenido los docentes por espacio de tres semanas consecutivas, por lo que los representantes de la Federación de Organizaciones Magisteriales de Honduras (FOMH), anunciaron que las acciones se intensificarán.

Movilización. La convocatoria de los distintos colegios de maestros establece que se reunirán en el Inprema y desde allí se van a desplazar a los diferentes puntos estratégicos donde desarrollarán las protestas en contra de las últimas determinaciones adoptadas por las máximas autoridades del gobierno central.

“Resistimos, vamos con todo. No vamos a detener las acciones hasta lograr la victoria”, dijo Armando Gómez, presidente del Primer Colegio Profesional Hondureño de Maestros (Pricphma).

Los dirigentes magisteriales consideran que con la determinación que se dio a conocer, “el gobierno definitivamente no tiene la intención de resolver la crisis educativa a través de la vía del diálogo como se ha estado pidiendo, sino a través de la imposición”.

El gobierno tiene la disposición de dialogar con el gremio magisterial, pero advierte que aplicará las sanciones que establece la ley a los maestros que no regresen a clases este día.

También podría declarar “hasta la disolución definitiva” de los colegios magisteriales que hayan promovido o apoyado las protestas. El gobierno dio a conocer que el docente que no se presente este día a cumplir con su jornada de trabajo será suspendido por dos meses calendario sin goce de sueldo.

Los que no se presenten a partir del miércoles, serán suspendidos sin goce de sueldo por un período de seis meses calendario, y los que no se presenten a partir del lunes 4 de abril serán suspendidos sin goce de sueldo por un año.

Preocupación. Daniel Durón, Secretario General de la Central General de Trabajadores (CGT), se pronunció y dijo: “queremos lamentar esta decisión que ha tomado el gobierno de la República, porque lo único que crea es mayor confrontación, porque si hay intención de un acercamiento, hay que buscarle una solución a esta crisis, que ya tiene bastante tiempo y que nos involucra a todos”.

Durón recordó que el gremio magisterial está afiliado a dos confederaciones de trabajadores del país, por lo que “estamos obligados a darles la solidaridad incondicional en esta lucha que el movimiento magisterial ha emprendido”.

La declaratoria de ilegalidad de este movimiento, contrario a establecer rutas para un arreglo negociado, más bien provoca distanciamiento de las partes para llegar a un acuerdo”, concluyó el Secretario General de la CGT.