El ex presidente de Honduras, Manuel Zelaya, confirmó en las últimas horas su retiro del Partido Liberal, institución política que lo llevó al poder en 2005 y bajo la cual militó por más de 40 años.

"Implícitamente hemos renunciado al partido que dio el golpe de Estado” dijo Zelaya a una radio local, al tiempo que afirmó que dejó de ser liberal cuando firmó la creación de Libertad y Refundación (Libre).

En diversas ocasiones, los miembros más tradicionalistas del Liberalismo le instaron a abandonar las filas del partido, argumentando que sus ideales ya no concuerdan con los del órgano político.

No obstante, "Mel" Zelaya recordó que “según los estatutos del Partido Liberal no existe la expulsión, lo que existe es el desconocimiento de militancia, pero nosotros ya hemos manifestado que queremos pertenecer a Libre”.