Tegucigalpa. El presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, cumple este día su primer año de gobierno tras haber asumido la Presidencia el 27 de enero de 2010.

En sus primeros 12 meses, el titular del ejecutivo buscó el reconocimiento de Honduras ante la comunidad internacional e inició un proceso de reconciliación nacional ante los niveles de polarización generados por la crisis política de 2009.

Entre sus primeros pasos destacan la extensión de un salvo conducto al ex presidente Manuel Zelaya, quien después de haber permanecido cuatro meses refugiado en la embajada de Brasil logró partir hacia República Dominicana.

Lobo Sosa inició su mandato presidencial con la integración de un gobierno de unidad nacional bajo el fiel compromiso de manejar con transparencia los recursos del Estado.

La normalización de las relaciones con países de la comunidad internacional le permitió al gobierno comenzar a acceder a recursos de la cooperación internacional y de los diferentes organismos de crédito, logrando de esta manera iniciar la recuperación económica del país.

En su primer año, Lobo impulsó iniciativas y programas como el Bono 10 Mil, el Bono de la Tercera Edad, el Vaso de Leche y otras en beneficio de las familias de escasos recursos de Honduras.