A lo largo de la historia, Honduras ha suscrito muchos convenios y tratados constitutivos de organismos de carácter internacional que hoy en día no tienen razón de ser. Por tanto, opinan expertos, es imperativo que se depure esa lista, lo que implicaría denunciar algunos tratados y renunciar a ser miembros de órganos en los que solo se destinan recursos financieros sin obtener beneficios.

William Chong Wong, secretario de Finanzas, declaró que "muchas de esas organizaciones no tienen razón de ser, hay que hacer una depuración".

Chong Wong estimó que Honduras fácilmente puede pertenecer a unos 200 organismos de carácter continental, regional y mundial.

Los pagos que se hacen en concepto de aportaciones, apuntó el ministro, los maneja la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Ricardo Aguilar, asesor de comunicaciones de la Casa de Gobierno, consideró que "se debe analizar una limpieza, muchas de esas instituciones pues han perdido beligerancia y ya no dan resultados".

Marlon Tábora, representante de Honduras ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), señaló que durante las últimas décadas no ha existido un control de todos los compromisos que adquiere Honduras como país con esos organismos. Hoy día, todas las instituciones del gobierno, autónomas y de otra índole, tienen la facultad de firmar y suscribir convenio.

Sin embargo el Congreso Nacional, apuntó, es el órgano que a nivel interno tiene la responsabilidad de ratificar un tratado constitutivo o de adhesión de esta naturaleza.

Cancillería a favor. Consultado al respecto, el vicecanciller Alden Rivera, dijo compartir el criterio de abandonar ciertos organismos.

"Hay instituciones a las que estamos adscritos que implican un pago de cuota mensual y que han perdido vigencia y que no representan beneficios potenciales para el país", argumentó Rivera.

El funcionario aclaró que "no se trata de renunciar solo por no hacer los pagos, pues lo importante es analizar que ya no se está obteniendo ningún resultado".

Rivera estimó que cada año se pagan 89 millones de lempiras anuales a organismos internacionales, aunque hay muchas otras instituciones, como secretarías, que también hacen aportes de manera individual.

El Heraldo conoció que actualmente Honduras sostiene una deuda millonaria con varios de estos organismos.

Sobre esa mora el vicecanciller dijo que "Honduras se puso al día el año anterior con los órganos más importantes, pero no puedo darle total certidumbre de que ya se saldaron todas". La institución llamada para denunciar un tratado de adhesión o constitución de un organismo es el Congreso Nacional, según la Constitución de la República.