Un informe del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) revela que al menos 250 de los 298 municipios de Honduras registraron tasas de homicidios por encima de la tasa mundial, establecida en 8,8 homicidios por cada 100.000 habitantes.

En la administración de Porfirio Lobo Sosa, es decir, desde 2010 a la fecha, se contabilizan 15.657 personas muertas de forma violenta.

Desde el 2007 hasta la fecha, las muertes violentas se han incrementado de forma acelerada. En ese año se reportaron un total de 3.262 muertes violentas, mientras que en el 2008 fueron 4.473.

En el caso del año 2009 fueron 5.265 muertes violentas las que se presentaron, mientras que en el 2011 el registro se elevó a 7.104 víctimas.

Tasas alarmantes. Según el documento, actualmente la situación de violencia en el país es de tal magnitud que en 156 municipios se registraron tasas superiores a 50 homicidios por cada 100.000 habitantes y de estos, alrededor de 86 reportaron tasas de más de 80 homicidios.

El departamento de Atlántida registró en 2011 la tasa más alta de muertes violentas con 140,47 homicidios por cada 100.000 habitantes, seguida por Cortés con 125,68; Colón con 123,72; Copán con 115,51 y Yoro con 97,90.

Ramón Custodio, titular del Conadeh, detalló que de los ocho municipios que conforman el departamento, siete registraron tasas por encima de los 100 homicidios por cada 100.000 habitantes. La Ceiba tiene 174,2; Jutiapa, 152,2; El Porvenir, 131,8; San Francisco, 116,2; La Masica, 112,3; Arizona, 103,4, y Tela, 101,5. El documento del Conadeh hace énfasis en su análisis que en Copán, 21 de los 23 municipios que conforman el departamento reportaron tasas mayores a los 50 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Agrega que en este mismo departamento, 16 municipios registraron tasas por encima de los 80 homicidios por cada 100.000 habitantes. En el caso de Santa Bárbara, localizada en esa misma región del país, 17 de los 28 municipios también superaron la tasa de los 50 homicidios.