Tegucigalpa. El ex presidente de Honduras, Manuel Zelaya Rosales, afirmó este jueves desde Santo Domingo, que en su primer año de gobierno Porfirio Lobo Sosa ha empeorado la situación socioeconómica y política del país.

"El balance, del gobierno de Porfirio Lobo Sosa, a un año de mi exilio forzado e ilegal, muestra resultados desalentadores y negativos (...) ya que a lo largo de estos 12 meses la tendencia del gobierno con sus acciones ha sido a empeorar la situación socioeconómica y política del país", sostuvo Zelaya en una carta enviada al denominado Frente Nacional de Resistencia Popular.

Zelaya, que abandonó Honduras mediante un salvoconducto otorgado por Lobo al asumir el poder el 27 de enero de 2010, calificó como negativo el desempeño económico del gobierno, "con todos los indicadores básicos mostrando declive, endeudamiento, aumento de la canasta básica, combustibles, energía eléctrica, y con la inseguridad Jurídica y el crimen han convertido a Honduras entre los 3 países más violentos del mundo".

El ex mandatario hondureño se ha negado a regresar a Honduras mientras aún estén vigentes los juicios en su contra.

En los últimos meses, Porfirio Lobo ha impulsado medidas judiciales que permitan a "Mel" Zelaya volver a Honduras sin ser encarcelado, tal como lo pide la comunidad internacional; sin embargo éste ha dicho que desconoce dichas gestiones.

"El gobierno de Porfirio Lobo Sosa ha ignorado nuestros repetidos llamados a la reconciliación y a terminar con la impunidad y los privilegios de la clase dominante y prefiere que los entes administradores de justicia sigan manoseando la jurisprudencia, y mantengan la persecución política en mi contra, a pesar de la condena mundial y el repudio popular contra estos", señala.

Zelaya afirma que "la situación en el exterior es contradictoria, el reintegro de Honduras a la Organización de Estados Americanos (OEA), de donde fue suspendida a raíz del Golpe no ha podido consumarse, las demandas planteadas por la comunidad latinoamericana han sido alevosamente eludidas e ignoradas por el gobierno de Porfirio Lobo. Este es considerado en todo el continente como un claro fracaso durante este año de su administración".

Asimismo, señala que "el discurso conciliador del Porfirio Lobo Sosa contrasta con la política de persecución y represión contra el pueblo en resistencia", mientras "la política agraria del gobierno, caracterizada por la dualidad, es una seria amenaza a la estabilidad y posibilidad de paz en el campo", añade.

En el primer aniversario del gobierno de Porfirio Lobo, el FNRP convocó a diversas movilizaciones en las principales ciudades de Honduras, en protesta por el alza de los combustibles, servicios públicos y productos de la canasta básica y en contra de la descentralización de la educación.

En apoyo a sus seguidores, Zelaya condena "todas las acciones que suprimen las conquistas históricas de los maestros y los obreros", aunque destacó las reformas al artículo 5 constitucional, sobre el Plebiscito y Referéndum, "que constituyen una respuesta correcta hacia las aspiraciones del pueblo".

No obstante, critica "las concesiones para desmembrar el territorio nacional en ciudades estado", las denominadas "ciudades modelo" o Regiones Especiales de Desarrollo.