Tegucigalpa, Honduras. Los dirigentes de comunidades hondureñas han logrado reunirse con las máximas autoridades de la Florida, Estados Unidos, para ponerlos al tanto de los atropellos contra hondureños.

Francisco Portillo, presidente de la Organización Hondureña Francisco Morazán, estuvo días atrás con el gobernador del estado, Charlie Crist.

Portillo le pidió al alto funcionario apoyo para la comunidad hondureña, ya que son varios los compatriotas que están a punto de ser deportados luego de ser detenidos por infracciones de tránsito y otras faltas menores.

Según el dirigente hondureño, la comunidad latina está siendo "duramente golpeada con las detenciones de la policía, quienes están haciendo funciones de inmigracion".

"Detienen a nuestros compatriotas por un error de tránsito y al no andar con licencia y no tener documentos de Estados Unidos, de inmediato son entregados a migración para que sean deportados"

Portillo aseguró que la reunión con el gobernador fue muy exitosa, pues el funcionario se mostró atento a colaborar con las comunidades de latinos, especialmente la hondureña.