La huelga convocada por diez gremios de educadores para el 10, 11 y 12 de octubre tendrá el acompañamiento del 95% del total de maestros de todo el país, según los organizadores. De esta manera, 1.425.000 alumnos quedarán sin clases durante tres días. Los dirigentes consideran esto un “tema secundario”.

Los docentes piden que el gobierno les aumente de G. 1.358.280 (más de US$325) a G. 1.658.232 (más de US$397) el monto que perciben por cada cuatro horas de clases.

A los reclamos sindicales se suman además fondos para mayor infraestructura en las escuelas, con lo que el monto solicitado asciende a G. 640.000 millones (más de US$153 millones), según indicó a ABC Digital Gabriel Espínola, de la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay (OTEP).

La huelga se iniciará el 10 de octubre a nivel nacional. En Asunción, los docentes prevén concentrarse en las inmediaciones de Mburuvicha Róga, donde buscarán dialogar con el presidente Lugo sobre sus reclamos.

Igualmente, se realizarán cortes de ruta en varios puntos de la capital, el departamento Central y otros puntos, agregó el dirigente.

Adelantó que para el siguiente día, el 11 de octubre, se prevé un panel debate con presencia de algunos legisladores, en la plaza Uruguaya.

El tercer día de movilización incluirá una marcha por las calles del microcentro de Asunción hasta el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Educación y otras instituciones públicas que se utilizarán como puntos de parada.

¿Qué pasa con los alumnos? Al ser abordado sobre la modalidad que están previendo para precautelar la educación de sus alumnos, Espínola reconoció que no hay ningún plan al respecto.

“El tema de la recuperación de clases perdidas acá es un tema secundario. De hecho, a las autoridades luego ni les interesa”, manifestó el docente.

Según registros del Ministerio de Educación, suman alrededor de 1.500.000 los estudiantes inscriptos en el sistema público.

Considerando que los docentes organizadores prevén sumar a las protestas al 95% de todos los maestros del país, serían 1.425.000 los niños y jóvenes que se verán afectados por la suspensión de actividades.

Los sindicalistas que irán a huelga pertenecen a la Unión Nacional de Educadores, la Federación de Educadores del Paraguay, una fracción de la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay, el Sindicato de Directores de Instituciones Nacionales, el Sindicato de Directores de Áreas Educativas, el Sindicato de Funcionarios del MEC, el Movimiento de Acción Sindical, la Agremiación de Docentes del Paraguay y la Federación de Educadores de Capital e Interior.

Desde hace varios meses, el sector reclama pagar el monto equivalente a un sueldo mínimo por cada cuatro horas de trabajo.

La última protesta se realizó el 27 de agosto pasado.

El Ministerio de Educación manifestó su apoyo a los maestros que paralizarán las clases.

La institución había firmado anteriormente un acuerdo con los docentes para mejorar sus condiciones laborales, sin embargo, el Ministerio de Hacienda excluyó esto punto de la propuesta de Presupuesto 2012, debido a un déficit presupuestario.