Asunción. El director de la cárcel paraguaya de Tacumbú, Artemio Vera, señaló que dada la situación generada en el recinto por la huelga de los carceleros se produjo la muerte de un recluso, identificado como David Brítez.

La citada cárcel, el mayor presidio de Paraguay, vivió momentos de tensión debido al movimiento huelguístico, pero -según indicó el diario local ABC- la Policía Nacional retomó el control del lugar.

En una rueda de prensa ofrecida a las puertas del penal, Vera señaló que ya otro hombre había fallecido debido a un infarto en la madrugada, identificado como Raúl Timberli, aunque -según la agencia EFE- el personero señaló que fue una muerte natural que no tuvo nada que ver con el movimiento.

Según versiones de los propios reclusos, Brítez habría caído del techo de la cárcel luego de haber recibido un disparo de balín de goma de la Polícia Nacional

La crisis de los llamados guardiacárceles se inicia desde el viernes, día en el que anuncian una huelga en reclamo por el pago de bonificaciones y aguinaldos.

A pesar de que el ministerio de Justicia garantizó el refuerzo de la seguridad con agentes de la Policía Nacional, la situación al interior del penal sigue siendo preocupante y no se descartan enfrentamientos.

Según reporta EFE, el jefe de gabinete del ministerio de Justicia, Nelson Mora, dijo que de las 16 cárceles de Paraguay, doce están "trabajando con normalidad".

Mora explicó que los centros de Concepción, San Juan Bautista, Tacumbú y Encarnación son los afectados por la protesta de los carceleros del Sindicato de Trabajadores de Seguridad Penitenciaria de Paraguay.

Mora cifró la adhesión a la huelga en un 20 por ciento. "Ya no hay ninguna situación de riesgo. Está cubierto por policías y militares", añadió.

* Con información de EFE y ABC de Paraguay.