Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, descartó este jueves los rumores que circularon por varios portales de internet y medios locales, que indicaban estaría afectado por un cáncer de "pólipos paranasales".

Las especulaciones surgidas esta semana, aseguraban que el mandatario socialista estaría recibiendo tratamiento oncológico y reclamaban que la información fuera confirmada por los voceros oficiales.

No obstante, Chávez desmintió las versiones y las catalogó como rumores creados por sus adversarios políticos.

"Los escuálidos quieren matarme. Ahora están inventando que tengo cáncer, que me estoy muriendo. Eso es lo que ellos quieren", dijo el mandatario en un acto de graduación de médicos entrenados en Cuba.

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, fue diagnosticado recientemente con un cáncer linfático que sus médicos aseguran es curable y se encuentra recibiendo tratamiento en Brasil.

Además la candidata a la presidencia de Brasil, Dilma Rousseff dijo hace semanas que obtuvo resultados positivos de un último chequeo médico que buscaba descartar la remanencia de un cáncer que sufrió el año pasado.

Chávez, conocido por sus maratónicos discursos y sus frecuentes apariciones en televisión, ha bajado el ritmo de sus alocuciones y de hecho no participó en el acto de inicio de la campaña para los cruciales comicios legislativos del próximo 26 de septiembre, efectuado este miércoles.

Luego se supo que el presidente había volado a Cuba para mantener una reunión con su mentor político, el ex presidente Fidel Castro.

El líder de una autoproclamada revolución socialista destacó la vitalidad de su aliado cubano y dijo que lo había encontrado "endemoniadamente bien" de salud, a sus 84 años.

Castro rompió el mes pasado su prolongado aislamiento y ha participado desde entonces en decenas de actos públicos, recuperado de una enfermedad que lo apartó del poder en 2006.

No obstante, el líder de la revolución cubana, se ha mantenido apartado de la política doméstica, enfocándose en alertar al mundo sobre los peligros de una guerra nuclear.

"Fidel ha asumido una especie de cruzada en contra de la guerra. Ha armado un alboroto, le dije, y nos ha puesto a todos a pensar (...) Fidel está diciendo cuidado, porque el imperialismo en su locura podría llevarnos a una guerra nuclear", comentó.

"Israel es el más peligroso (...) Donde uno tiene la primera gran duda (es en) Estados Unidos. Aunque (Barack) Obama, como Fidel lo ha dicho, es un hombre distinto a la extrema derecha yanqui, lo que uno duda es si Obama realmente manda en Estados Unidos", agregó.