Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que cumple el jueves 57 años, dijo que a fin de año habrá dejado atrás la etapa más crítica del cáncer que padece y que lo obligó a alejarse temporalmente del país para ser operado y tratado con quimioterapia en Cuba.

Chávez, actualmente en su país, fue sometido a una cirugía de urgencia en junio para extraerle un tumor y debió permanecer tres semanas en La Habana, lo que regó de incertidumbre la arena política local y obligó a cancelar una cumbre regional que ahora sería reprogramada para diciembre.

"Estimamos que a finales de año yo debo haber pasado esta fase dura, cuidadosa, muy estricta", dijo Chávez el jueves en contacto telefónico con el canal estatal VTV.

"Este (cumpleaños ) en verdad, independientemente de la coyuntura, me sorprende en pleno renacimiento. Yo estoy ahora mismo como el Fénix, el retorno, una nueva vida ha nacido en mí. Es un cumpleaños más bien sublime", agregó Chávez.

La larga estadía en La Habana y la escasa información oficial sobre la salud del líder socialista, que lleva doce años en el poder y es el principal candidato para las elecciones del año próximo, abrió especulaciones sobre su futuro político. Pero Chávez ratificó esta semana que buscará ser reelecto.

En el contacto telefónico de unos 40 minutos del jueves, Chávez llamó a sus seguidores a celebrar su cumpleaños en el "balcón del pueblo" del presidencial Palacio de Miraflores.

"Quisiera bajar a la calle, al patio. Darle un abrazo a cada quien, pero no debo y no puedo porque estoy con las defensas bajas porque es una de las cosas que produce la quimioterapia", comentó.

Desde su último regreso de Cuba, una semana atrás, donde fue sometido a varias sesiones de quimioterapia, el mandatario del país petrolero se mostró de mejor semblante y más activo, enviando saludos mañaneros vía Twitter y haciendo esporádicas apariciones públicas.

Cumbre pospuesta. A fines de junio, el gobierno venezolano pospuso la cumbre de Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) que se iba a realizar el 5 y 6 de julio en Venezuela por el delicado estado de salud del mandatario .

El jueves Chávez dijo que había escrito cartas a los presidentes de la región proponiéndoles que la cumbre se realice el 9 de diciembre, día en que tuvo lugar la Batalla de Ayacucho, en Perú, el último gran enfrentamiento de las guerras independentistas latinoamericanas.

Además, el líder izquierdista envió un saludo al peruano Ollanta Humala que el jueves asumirá como presidente del Perú y lamentó no poder asistir a su posesión.