Hugo Chávez estaría desobedeciendo las indicaciones médicas que se le hicieron tras la operación en la que se le extrajo un tumor canceroso en una intervención quirúrgica realizada en Cuba en junio de 2011.

El mandatario venezolano, quien continúa en carrera presidencial pese al inminente deterior de su salud, no estaría escuchando los consejos ni siquiera de su propia familia que le pide reposo absoluto, según señaló Nelson Bocaranda, el periodista venezolano que reveló el viaje de última hora que hizo Chávez a la Habana en el que se le encontró "una lesión" en el mismo lugar donde se le extrajo un tumor canceroso.

Bocaranda señala que “ni siquiera ha escuchado a su mentor e ídolo Fidel Castro, o a sus amigos Lula da Silva, Fernando Lugo o Cristina Kirchner quienes han insistido en que se haga los tratamientos debidos y observe las recomendaciones de sus galenos”.

En su afán por demostrar firmeza ante la oposición venezolana, Chávez habría aumentado el uso de esteroides, razón por la cual habría aumentado de peso.

Durante el último viaje a la Habana en el que se le detectó la aparición de nuevas lesiones, el propio Fidel Castro le habría pedido a Chávez el sometimiento inmediato a una nueva intervención quirúrgica, sin embargo el mandatario venezolano aceleró su regreso al país con el objetivo de acallar los rumores sobre su salud y delegar las funciones presidenciales a Elías Jaua antes de su regreso a la isla este viernes.