Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pidió a sus seguidores salir en apoyo, en un solo bloque, de las comunas como mecanismo clave para la "democracia local, social y autogestionaria", para crear la igualdad y justicia desde las bases.

"Este sistema va a terminar siendo la democracia local, comunal y permanente; un autogobierno, y eso no significa que vamos a eliminar las alcaldías, se pueden complementar", dijo Chávez en su programa dominical.

Señaló que no ha visto movilización en apoyo de las comunas y que le gustaría ver a sus alcaldes y gobernadores impulsar la economía comunal. "Sigamos cabalgando con el pueblo creando las comunas", sostuvo.

Chávez comentó que está a la espera de que se cumplan los lapsos para la aprobación de la Ley de Propiedad Social en la Asamblea Nacional.

Dijo que si la oposición ganara las elecciones parlamentarias, las leyes relacionadas con el poder comunal quedarían paralizadas. "Tengan la seguridad de que ellos harían una ley prohibiendo las misiones".

Bicentenario comunal. El primer mandatario aprovechó su programa "Aló, Presidente", transmitido desde el abasto Bicentenario de Guarenas, para promocionar a empresas públicas y de propiedad colectiva.

"El Bicentenario es propiedad patria, con él hemos demostrado que con otra forma de propiedad (la comunal) sí pueden funcionar las cosas", dijo durante el recorrido de lo que fue la sede del supermercado Cada.

Aseguró que en el caso de la carne de primera hay un ahorro de 47%, en comparación con el precio en el que se ofrece en otras cadenas de supermercados. Este rubro es traído del Matadero de San Pedro, en Los Teques, que también fue expropiado a inicios de este año por el Gobierno.

El precio de las hortalizas también reflejó una baja de más de 20% frente a los "productos de los capitalistas", dijo Chávez.

Otros rubros como textiles y de limpieza personal también son comercializados a bajo precio en estos locales, gracias a convenios con Bolivia y Argentina.

En el programa no se promocionó otros productos de la cadena alimenticia que son comercializados en el Bicentenario, como el aceite, la leche, huevos, margarina, arroz, café, embutidos y productos enlatados como el atún.

El primer mandatario manifestó su confianza en la economía comunal, porque está seguro de que los obreros y empleados "no van a botar los alimentos. Yo sé que ustedes van a responder con juicio".

Le dijo a los empleados presentes que anteriormente las ganancias del abasto se las llevaban "los burgueses al extranjero, ahora la utilidad pasa a un fondo", el cual se utilizará para crear planes de vivienda para los trabajadores.

Informó que "desde el punto de vista numérico las utilidades de los empleados van a ser menores, pero habrá mejor seguridad social, mejor sueldo, vacaciones y cesta tickets".

"Dicen que la propiedad comunal es quitarle los carros y casas a la gente. No, es que ellos (oposición) no saben explicar qué es