El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, nuevamente instó a sus seguidores a trabajar sin descanso para conseguir 10 millones de votos el próximo 7-O e impedir que “la burguesía” regrese a Miraflores.

“Si la burguesía regresa a Miraflores, todo se perdería de nuevo, por eso tenemos que ganar el 7-O”, aseguró Chávez, en un acto celebrado en Barquisimeto, estado Lara.

El Jefe de Estado, quien este sábado cambió su habitual rojo y vistió una camisa amarilla, también sostuvo que él representa la renovación política, mientras que su contrincante, Henrique Capriles Radonski, representaría “el pasado”.

“Pretenden presentarme a mí como el representante de lo viejo, pero la revolución y el socialismo es lo nuevo”, afirmó.

Dijo, además, que para la gobernación del estado Monagas apoyará al actual presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello.

Chávez prometió que los próximos seis años los dedicará a la profundización del socialismo, y anunció que en pocas semanas inaugurará el primer tramo del proyecto de transporte masivo Transbarca.

Ratificó que prevé aumentar la exportación de crudo en no menos de un millón de barriles diarios para 2014.