Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, retrasó su gira por países de Sudamérica con el fin de instar a los dirigentes a evitar la corrupción y recuperar la ética en la acción política.

El mandatario dijo que “nos traga la corrupción de la política, nos destroza, esos viejos valores capitalistas que se infiltraron por todos lados y siguen infiltrados dentro de nuestro partido".

"La política no es para obtener un cargo o para enriquecerse (...) Tenemos que ganar esa batalla, una batalla estructural, moral y ética", señaló en un discurso de más de tres horas en el Alba Caracas.

Reconociendo que la corrupción se ha infiltrado en el gobernante PSUV, llamó a sus miembros a que si escuchan el canto de sirena de la corrupción “amárrense (...) y si no pueden, láncense del barco y dejen el mando", informó El Universal.

Chávez reafirmó su postulado de "mandar obedeciendo" e indicó que "si somos simples representantes del pueblo, y nos asumimos como el 'poder para mandar mandando' estaríamos en presencia de corrupción política".