Caracas. El presidente Hugo Chávez regresó este viernes a Venezuela luego de convalecer tres semanas en Cuba, donde fue operado de un nuevo tumor canceroso, y aunque admitió que debe seguir en recuperación dijo que ganará la reelección este año.

El mandatario de 57 años, que se había declarado curado el año pasado, se someterá en las próximas semanas a un tratamiento de radioterapia para combatir la reincidencia del cáncer que lo obligó a ralentizar su habitual ritmo después de tres cirugías.

"Debo continuar con mucha disciplina en ese plan de recuperación física. Pero debe decirles que me siento bastante recuperado en todas las funciones biológicas", dijo un conmovido y sonriente Chávez al llegar al aeropuerto, después de abrazar a ministros y legisladores oficialistas.

"Como me decía Fidel(Castro) (...) 'Chávez, te conozco, dile a tu pueblo que tienes que ser disciplinado, ellos te van a entender que no crea nadie que ya pasó todo'", agregó, sin dar mayores detalles.

El presidente, que arribó a su país acompañado del canciller Nicolás Maduro, dos de sus hijas y su madre, fue recibido por un cortejo militar, su gabinete y varios diputados, en un acto que fue transmitido en cadena nacional de radio y televisión.

La incertidumbre reina en el país petrolero, mientras el Gobierno guarda con hermetismo los detalles sobre la enfermedad y el tratamiento del presidente y las especulaciones sobre su condición se multiplican.

Analistas y médicos señalan que un tratamiento de radioterapia suele causar efectos secundarios que podrían frenar el ímpetu del locuaz mandatario, que acostumbró a los venezolanos a maratónicos discursos e intervenciones diarias en actos públicos.

Eso puede jugarle en contra a Chávez, favorito para los comicios de octubre, porque tendrá que bajar el ritmo justo en momentos en que debe entrar en campaña de cara a su reelección.

El presidente enfrenta al candidato unitario de la oposición, Henrique Capriles, que con 39 años ha hecho gala de su juventud y energía en busca de votos en los lugares más recónditos del país.

El retorno de Chávez busca, además, aplacar disputas internas en el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que se dispararon en su ausencia.

"Faltan seis meses para las elecciones y lo que se respira es la victoria bolivariana del 7 de octubre. Eso lo dicen hasta las piedras", aseguró al enviar un mensaje de unidad a sus seguidores en un discurso que duró alrededor de 30 minutos.

"Estoy desbordado de orgullo patrio, de mirar como el pueblo venezolano sigue junto a su gobierno", añadió Chávez.

El presidente ha repetido que sus "parámetros vitales" estaban normales y que había cicatrizado bien tras la última cirugía, en un intento por mostrar que su recuperación será rápida.

El militar retirado no ha especificado cómo ni dónde se realizará la radioterapia, pero una fuente médica cercana al caso dijo a Reuters que el Hospital Militar de Caracas está listo para recibirlo desde hace varios días.