El presidente Hugo Chávez confirmo que viajó a Cuba el pasado sábado para realizarse exámenes de control para monitorear su estado de salud, luego del cáncer padecido.

"En el examen en La Habana se ha detectado una lesión en el mismo sitio donde fue extraído el tumor hace ya casi un año. Es una lesión pequeña, de cerca de 2 centímetros de diámetro, muy claramente visible, eso obliga a extraer esa lesión y eso obliga a una nueva intervención quirúrgica", reveló.

Indicó que su primera intención era informar al país “con detalles” el miércoles, pero en vista de la cantidad de rumores desatados durante el fin de semana, decidió adelantar el anuncio.

Aseveró que los exámenes descartaron la presencia de metástasis en su cuerpo.

"Desmiento totalmente lo que circula que tengo metástasis en el hígado y no se dónde más, que el cáncer está regado por todo el cuerpo y que ya me estoy muriendo. No, en contrario, y esa es una buena noticia, los exámenes rigurosamente hechos en La Habana indican que no tengo metástasis en ninguna parte", dijo.

Por otro lado, el presidente aseguró que estos rumores son originados por gente que lo odia, “yo se que hay gente que quiere que yo me muera”.

“Les pido perdón si a alguien le causo un sufrimiento, y a los que se alegran, no se alegren mucho”, dijo.

Su salud en el tapete. Un reporte publicado por el periodista venezolano Nelson Bocaranda esta semana, quien tuvo una cobertura referencial durante la enfermedad del presidente a mediados del 2011, indicó que Chávez había viajado a Cuba para someterse a un tratamiento de emergencia por el cáncer.

Las versiones cobraron fuerza luego de que la semana pasada el periodista brasileño Merval Pereira escribiera en su columna del diario O'Globo que la salud Chávez se está deteriorando debido a que el cáncer que padece empieza a hacer metástasis en el hígado.

La breve ausencia del mandatario desde el viernes, cuando lanzó una descarga a su nuevo contrincante de la oposición, Henrique Capriles, revivió el episodio del año pasado cuando después de un prolongado escape informó que se le había extirpado un tumor en la pelvis.

"Lamento informarle al pueblo venezolano esto y lo lamento muchísimo porque sé que como muchos se alegran, muchos otros lo lamentaran por mi (...) Pero con el favor de Dios, saldremos de esta", dijo un conmovido Chávez, quien culminaba un recorrido por una planta de camiones donde bromeó y cantó con sus seguidores.

Una fuente médica familiarizada con el tratamiento del presidente dijo a Reuters que el militar retirado estaría padeciendo lisis tumoral, que se manifiesta con fiebres altas, usualmente después de un tratamiento de quimioterapia.

Analistas creen que los ocho meses de campaña mermarán la salud del mandatario en favor de Capriles, un joven de 39 años que es gobernador del central estado Miranda y que fue elegido hace poco más de una semana candidato único de la oposición.

Recientes sondeos de opinión le dan a Chávez una ventaja cómoda sobre Capriles gracias a sus proyectos sociales. Pero cerca de un tercio de venezolanos estaría indeciso y la competencia por sus votos se anticipa muy intensa.

*Con información de Reuters.