Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Hugo Chávez, lograron este martes un histórico acuerdo que pone paños fríos al quiebre de relaciones entre ambas naciones vecinas, restablece la tranquilidad política en la región, y que permitirá normalizar el pujante comercio que existía entre ambas naciones.

El quiebre diplomático entre Colombia y Venezuela generó un redireccionamiento de las materias primas venezolanas hacia Brasil, ventas que de hecho se incrementaron 227% durante el primer trimestre de 2010, en contraste con el mismo lapso del año pasado, al reportar un acumulado entre enero y marzo de US$237,14 millones, contra los US$72,22 millones en similares meses de 2009.

El repunte del comercio con el gigante del sur responde a un incremento en las ventas de naftas para petroquímica, materia prima para la elaboración de gasolina, cuya factura saltó de US$9,9 millones en el primer cuarto del año 2009, a US$129,6 millones este año, según datos del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil (MDIC).

Aunque Hugo Chávez también deslizó -en la conferencia de prensa donde se comunicó el exitoso encuentro- que buscará un equilibrio en la balanza comercial con Colombia, ya que hasta ahora ésta siempre ha favorecido a Colombia.

El quiebre entre ambas naciones provocó que las ventas de Colombia hacia Venezuela disminuyeran 71,4% en el período enero-mayo 2010, debido en parte a las menores ventas de carnes y otros productos comestibles, según el informe de la estatal colombiana Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

De enero a mayo de 2009, Colombia exportó a Venezuela US$2.277 millones, mientras que en igual período de 2010 bajó a US$652 millones.

No se tolerará a la FARC. Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Hugo Chávez, comenzaron este martes una cumbre en busca de normalizar las relaciones diplomáticas, rotas el 22 de julio, e invocaron para ello el espíritu de Simón Bolívar, libertador de ambas naciones.

"El resultado ha sido muy positivo, hemos decidido que los dos países restablecen sus relaciones diplomáticas y relanzan una hoja de ruta para que todos los aspecto de la relaciones se puedan analizar. Estamos identificados, el presidente Chávez y yo, en la necesidad básica de anteponer las necesidades de nuestro pueblo por encima de una conveniencia personal", señaló el presidente Juan Manuel Santo al término de la cumbre con su homólogo venezolano.

Los mandatarios acordaron que no habrá injerencia en asuntos internos y establecerán mecanismos de cooperación. En el tema de seguridad, el presidente Chávez se comprometió a no tolerar la presencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en su territorio.

"En materia de seguridad, Chávez ha dicho en todas las formas que no va a permitir la presencia de grupos al margen de la ley en su territorio; es un paso importante para que las relaciones se mantengan sobre bases firmes", señaló Santos, al citar el acuerdo establecido con el mandatario venezolano.

"Somos optimistas, tenemos muchas ganas de que esta reunión produzca efectos ciertos y duraderos por el bien de nuestros pueblos. Haremos todo a nuestro alcance, buscaremos todos los mecanismos", dijo Santos a su arribo a Santa Marta, en el norte de Colombia sobre el mar Caribe.

"Pido a Dios y al Libertador (Simón Bolívar) que nos inspiren para que tomemos las decisiones más acertadas en beneficio de nuestros dos pueblos", agregó Santos.

El encuentro se realiza dos días después de la investidura de Santos como nuevo presidente de Colombia, en la ciudad colombiana de Santa Marta, sobre el mar Caribe, donde murió Bolívar el 17 de diciembre de 1830.

Pagos a empresarios colombianos. Los presidentes acordaron el establecimiento de comisiones que puedan "avanzar en la solución de problemas" sobre cinco puntos:

*El pago a los exportadores colombianos: una comisión evaluará qué deuda es real y cuáles son los productos con facturación y ventas ficticias. Los exportadores colombianos estiman que las deudas de Venezuela ascienden a cerca de US$800 millones de dólares.

*Acuerdo de Libre Comercio: Juan Manuel Santos explicó que el segundo punto a solucionar, que “me satisface, porque cuando fui ministro de Comercio Exterior, hace 20 años, se negoció en la Comunida Andina de Naciones (CAN), el acuerdo de libre comercio, pero hoy Venezula ya no hace parte de esa organización, y por lo tanto como el plazo vence en poco tiempo, se estableció poder negociar un mecanismo que remplace un intercambio comercial que subsane esa relación".

*Proyectos productivos: el tercer acuerdo tiene que ver con los proyectos que se puedan realizar a cada lado de la frontera. La finalidad es que se viabilicen proyectos de gran impacto social.

*Infraestructura: el cuarto punto tiene que ver con la visión de futuro de las obras de infraestructura de la zona que comparten Colombia y Venezuela, obras entre las que se contemple una salida al Pacífico para Venezuela, a través de territorio colombiano.

Con información de Reuters, ElMundo.com.ve y Elespectador.com.