Caracas. El presidente venezolano, Hugo Chávez, y su colega colombiano, Juan Manuel Santos, iniciaron este martes en Caracas una segunda reunión tras la que sostuvieron en Colombia el pasado 10 de agosto, cuando reanudaron las relaciones bilaterales.

A diferencia del protocolo habitual que dicta que Chávez espere a sus homólogos en el palacio presidencial de Miraflores, el gobernante venezolano recibió a Santos en el Panteón Nacional, donde rindieron honores al prócer independentista Simón Bolívar, en una ceremonia trasmitida en cadena nacional de radio y televisión.

Chávez presentó allí al presidente colombiano a sus ministros, a los titulares de todos los demás poderes del Estado venezolano y a los integrantes del alto mando militar, entre otras autoridades.

Ambos gobernantes se dirigieron luego al Palacio presidencial de Miraflores, donde mantendrán su encuentro de trabajo, y después ambos ofrecen una rueda de prensa conjunta antes de que Santos regrese a Bogotá.

Antes de la reunión privada Chávez dijo: “ojalá no haya fuerza extraña alguna que sea capaz de provocar algún tipo de daño en estas relaciones fraternas que esperamos sean integrales en lo político, lo económico, lo social, lo cultural entre dos pueblos que en el fondo somos el mismo pueblo”.

"Somos hermanos y hemos tenido diferencias, pero nuestros destinos son los mismos. Celebro tanto que hayamos fortalecido nuestras relaciones y esperamos las podamos acrecentar”, agregó por su parte el mandatario colombiano al recordar el trato que hizo su tío abuelo con Venezuela cuando fue Presidente.

Poco después de asumir la presidencia de Colombia, Santos recibió a Chávez el pasado 10 de agosto en la ciudad colombiana de Santa Marta, donde anunciaron la reanudación de relaciones y fijaron el proceso de restablecimiento pleno de los lazos entre ambas naciones fronterizas.

La cita de Santa Marta zanjó una crisis bilateral iniciada un año antes y que derivó en la ruptura de las relaciones, luego de que el entonces presidente de Colombia, Álvaro Uribe, denunció la supuesta complicidad de Chávez en la presencia de guerrilleros en Venezuela, lo que ha sido negado reiteradamente por Caracas.

Además de pasar revista al avance de la labor encomendada a los miembros de las cinco comisiones bilaterales creadas en agosto, que detallan áreas de cooperación en asuntos de seguridad fronteriza, desarrollo social y otras, ambos países negocian un acuerdo comercial que se prevé será formalizado en abril de 2011.