El presidente de Perú, Ollanta Humala, afirmó que su gobierno tiene la capacidad para superar el "ruido político", en alusión a los pedidos de cambio en su gabinete, y defendió seguir el "camino de la unidad y el diálogo" con las autoridades locales.

En una visita de trabajo a la región Huancavelica, Humala dijo que "hay mucho 'ruido político' sí, pero está en Lima, nosotros estamos escuchando la agenda del pueblo, tenemos la capacidad de superar ese 'ruido político' y escuchar las necesidades de agua y desagüe, de carreteras, hospitales y educación".

El mandatario atribuyó el "ruido político" a las críticas de la oposición que demanda la salida de la presidenta del Consejo de Ministros, Ana Jara, tras las acusaciones de espionaje telefónico contra políticos y funcionarios, la derogatoria de la ley laboral juvenil y la huída del denunciado exasesor de campaña de Humala, Martín Belaunde Lossio, a Bolivia.

A raíz de los pedidos de cambios en el gabinete, que se extienden a los titulares de Justicia y del Interior, entre otros, Jara planteó dar inicio a un proceso de diálogo con los partidos de oposición.

Humala comentó hoy que "no basta gobernar el país con los ministros, necesitamos gobernar el país con los alcaldes, los presidentes regionales".

"Desde aquí tiendo el camino de la unidad, del diálogo; extiendo la mano a todas las autoridades para trabajar juntos, como ayer hemos estado en Lima con los alcaldes", expresó el jefe de Estado.

Humala declaró en Huancavelica, donde inauguró una carretera, que esa región andina tendrá fondos del gobierno central para el riego de campos de cultivo, electrificación y dotación de agua y desagüe.

El mandatario reiteró que "no soltará un sol" para la construcción plazas o monumentos, porque los fondos públicos deben ser utilizados para obras de infraestructura educativa, de salud, carreteras y seguridad.