Washington, Andina. El presidente electo, Ollanta Humala, afirmó que su gobierno proyecta resolver los problemas del país, bajo un modelo propio, que mantenga el crecimiento económico, pero con énfasis en el mercado interno, que luche contra la corrupción y atienda no solo a la costa sino a todo el país.

En entrevista con el prestigioso diario Washington Post, Humala desestimó que en 2006 se identificará con el presidente Hugo Chávez y que en la pasada campaña electoral siguiera al ex presidente brasileño Lula da Silva.

“Lo que es verdad es que hemos establecido relaciones amigables con varios líderes de América Latina (…) y no es verdad que primero fue Chávez y luego Lula. En el 2005 fue más fácil para mis oponentes usar mi relación con Chávez contra mí. Ahora, nosotros vamos a resolver nuestros problemas bajo un modelo que es único”.

“¿Cuál es ese modelo?”, le consultó el entrevistador, a lo que Humala respondió: “Una economía de libre mercado que enfatiza el fortalecimiento del mercado interno. Lucha contra la corrupción. Y tener un estado que atienda al conjunto del territorio nacional y no solo a la costa”.

Argumentó que las elecciones pasadas demostraron que el modelo aplicado no es aprobado por toda la población, y el objetivo de Gana Perú, y lo que espera el país, es lograr una “mayor inclusión social a través de políticas públicas”.

En el aspecto social, mencionó la creación de infraestructura que conecte diferentes partes del país e incorpore a la población rural al mercado, la mejora del programa Juntos, la creación de un programa de nutrición que incluya desayunos y almuerzos escolares, el programa Pensión 65, entre otros.

Respecto a la política de su gobierno frente al problema de los cultivos ilegales de coca, indicó que la idea es separar a la población dedicada a esos cultivos, de los narcotraficantes, para lo que se requiere una mayor presencia del Estado en materia de educación, salud, infraestructura.

“Necesitamos luchar contra el lavado de dinero y la exportación de grandes cantidades de cocaína a través de nuestros puertos”, aseveró.

De otro lado, dijo que su reunión con el presidente de Barack Obama es lo que llamamos “empezar la relación con los Estados Unidos en buen pie”; y lo que ambos tienen en común es que “ambos queremos el cambio”.

En la entrevista, Humala fue consultado sobre la posibilidad de que su esposa Nadine Heredia lo siga en el cargo, a lo que respondió: “No, nosotros no estamos preocupados en (las elecciones generales de) 2016. Nuestra preocupación es el presente.”

“Estamos enfocados en cómo podemos satisfacer todas las expectativas que los peruanos tienen hoy. Estamos pensando acerca de resolver esos problemas y Nadine esta comprometida a trabajar conmigo”, indicó.