El presidente del Perú, Ollanta Humala, volvió a defender este lunes a su esposa, Nadine Heredia,  en relación a la investigación que se le sigue por  lavado de activos y consideró que con esa pesquisa se está creando una "ficción jurídica". 

La esposa de Humala es investigada en su condición de presidenta del Partido Nacionalista Peruano (PNP) ante la sospecha de que hubo aportantes "fantasmas" de fondos para las campañas políticas de 2016 y 2011.

El portal del diario Perú 21 había informado que de las aproximadamente 170 personas que figuran como aportantes al PNP, 80% negó ante las autoridades judiciales haber realizado esas contribuciones.

El fiscal Germán Juárez investiga a la primera dama y a miembros de su entorno familiar y político luego de que aparecieran en una agenda asientos de fondos recibidos aparentemente de Venezuela y de empresas particulares, consignó la agencia española EFE.

Humala insistió en que Heredia "no ha tenido parte en el manejo de fondos" del partido, en el periodo entre 2006 y 2011, y que le "resulta extraño" que se insista en la responsabilidad de su esposa.

Remarcó que fue él quien ocupó la presidencia del partido en esos años y que le correspondió el manejo financiero, una postura que ya había sostenido cuando fue interrogado por el fiscal semanas atrás.

"Se está creando una ficción jurídica, al tratar de recrear una organización sin fines de lucro, como si fuera una organización criminal", completó.

Humala, su esposa, la madre y un hermano de Heredia ya han declarado ante el fiscal en este expediente y se espera un pronunciamiento del acusador para los próximos días.