Lima. El presidente de Perú, Ollanta Humala, designó este martes a la abogada Ana Jara como nueva presidenta del Consejo de Ministros, quien se convirtió, de esa manera, en la primera mujer en ejercer ese cargo durante su administración y la tercera en toda la historia de Perú.

Antes de Jara, que es la sexta persona que ocupa el cargo de primer ministro del gobierno de Humala, el puesto fue ejercido por Beatriz Merino, durante el Gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), y por Rosario Fernández, durante el segundo Gobierno de Alan García (2006-2011).

La hasta este martes ministra de Trabajo asumió el cargo en una ceremonia celebrada en el Palacio de Gobierno de Lima tras la renuncia de René Cornejo, aceptada tras un escándalo desatado por la denuncia periodística de una supuesta campaña de desprestigio contra un legislador opositor.

Durante la ceremonia, y por tratarse de un cambio del jefe del gabinete, Humala aceptó la renuncia de todos los ministros y luego tomó juramento nuevamente a los que fueron ratificados por Jara.

Entre los que se mantienen figuran los ministros de Exteriores, Gonzalo Gutiérrez; de Economía, Luis Miguel Castilla; Defensa, Pedro Cateriano; y del Interior, Daniel Urresti.

La jefa del gabinete dijo que "lo que interesa a los peruanos es que la tasa de crecimiento está en aumento" y remarcó que Humala ejerce "un gobierno democrático que respeta la separación de poderes y donde se respeta irrestrictamente, como ha sucedido y sucederá, la libertad de expresión."

Solo ingresó al gabinete el legislador oficialista Fredy Otárola, quien concluye el próximo sábado sus funciones como presidente del Congreso, y asumió el Ministerio de Trabajo, en reemplazo de la ahora primer ministro.

Tras asumir el cargo, la flamante primera ministra de Perú afirmó que su país recuperará el crecimiento económico sostenido que tuvo en los últimos años y que el gabinete que preside "estará cerca" de todos los ciudadanos.

"Estamos seguros de que a partir de ahora empezaremos a sentir un crecimiento sostenido, como el que ha tenido Perú en los últimos años", señaló Jara en declaraciones ofrecidas a la cadena estatal TV Perú.

Jara ofreció, además, que su gabinete de ministros trabajará "arduamente" y se mejorará la atención que ofrece el sector público a los ciudadanos.

La jefa del gabinete dijo que "lo que interesa a los peruanos es que la tasa de crecimiento está en aumento" y remarcó que Humala ejerce "un gobierno democrático que respeta la separación de poderes y donde se respeta irrestrictamente, como ha sucedido y sucederá, la libertad de expresión."

Jara asumió el cargo después de que Humala aceptara la renuncia de Cornejo, cuestionado desde el domingo cuando un programa periodístico denunció que uno de sus asesores, Luis Zegarra, estaba ordenando una campaña de desprestigio contra el legislador Víctor Andrés García Belaúnde, en aparente represalia por la denuncia presentada por el parlamentario contra el jefe de gabinete.

La denuncia contra Cornejo se basa en la participación de una empresa fundada por el primer ministro en licitaciones con el Estado, lo cual fue objeto de una denuncia ante la fiscalía por conflicto de intereses.

Humala afirmó luego que en su gobierno no se va "a permitir este tipo de prácticas".

El primer ministro declaró el domingo que Zegarra había sido separado de su cargo y que su exasesor había actuado por propia voluntad y sin su consentimiento.

Sin embargo, el parlamentario García Belaúnde pidió a Humala que se le retire del gabinete, porque en su opinión tenía conocimiento de la campaña en su contra, dado que Zegarra era su hombre de confianza.

Tras conocerse hoy la decisión del gobernante, García Belaúnde se mostró satisfecho y consideró que Cornejo "tenía que asumir responsabilidades políticas".