Lima. El nacionalista Ollanta Humala aventajaba a la conservadora Keiko Fujimori en dos sondeos divulgados a horas del balotaje presidencial peruano, dijeron el sábado fuentes que tuvieron acceso a los estudios.

Un simulacro de Ipsos Apoyo dio a Humala 51,9% de los votos válidos mientras que Fujimori logró un 48,1 por ciento en la encuesta realizada a 4.000 personas el 4 de junio.

El trabajo tiene un margen de error de 1,6 puntos porcentuales, rompiendo el empate técnico que le daban otras encuestas previas.

Más temprano, otra encuesta de Datum, reconocida por su gran muestra, presagió que la segunda vuelta más reñida de la historia de Perú tendrá un final de fotografía entre Humala, un ex militar que inquieta a los inversionistas y Fujimori, hija del apresado ex mandatario Alberto Fujimori y preferida por los mercados.

Humala obtuvo un 50,8% de los votos válidos mientras que Fujimori logró un 49,2%, en la encuesta de Datum realizada a 5.015 personas entre el 2 y 3 de junio.

El estudio, que tiene un margen de error de 1,4 puntos porcentuales, coincide con otros realizados esta semana que mostraron un avance de Humala y un retroceso de Fujimori.

El candidato nacionalista había perdido la delantera en los sondeos desde hace aproximadamente un mes, después de haber logrado la más alta votación en la primera ronda electoral del 10 de abril, aunque la diferencia frente a su contendora se ha mantenido muy estrecha.

El nuevo sondeo de Datum mostró un menor apoyo para Fujimori, que en un estudio previo, en la plaza electoral clave de la capital que congrega un tercio de los casi 19 millones de electores de Perú.

Sin embargo, Fujimori sigue liderando las preferencias en Lima, con un 58,6% frente al 41,4% de su contrincante.

Precisamente en Lima se encuentra el mayor número de los llamados electores "resbaladizos" con mayor acceso a información que no votaron por Fujimori y Humala en la primera vuelta.

Fujimori mantiene su bastión en el norte del país, mientras que Humala lidera por un amplio margen las regiones del centro y sur de Perú, según la encuesta.

La candidata es la preferida de los inversionistas, quienes consideran que mantendrá en pie las políticas de apertura económica del país rico en recursos naturales.

Ello pese a que la legisladora de 36 años es hija del ex presidente Alberto Fujimori, quien fue condenado a prisión por delitos de lesa humanidad y corrupción y cerró el Congreso en 1992.

Humala, quien perdió la elección presidencial del 2006, despierta resquemores a pesar de haber moderado su discurso radical y haber tomado distancia del presidente venezolano, Hugo Chávez, un líder de la izquierda en Latinoamérica.

Aunque el aspirante ha prometido respetar la independencia de poderes y del Banco Central, así como la prudencia fiscal y líneas macroeconómicas de uno de los países que más crece en el mundo.