Asunción (ANDINA). El presidente de Perú, Ollanta Humala Tasso, expresó hoy a las autoridades de España que el Perú es una “tierra de oportunidades de inversión”, en momentos en que Europa se encuentra preocupada por una crisis financiera internacional.

Refirió que en las reuniones con el Rey de España, Juan Carlos y el jefe de gobierno de ese país, José Luis Rodríguez Zapatero, en el marco de la XXI Cumbre Iberoamericana, se analizó sobre una eventual recesión mundial y otros temas orientados a fortalecer las relaciones, en el ámbito comercial, educativo, entre otros.

“Hemos señalado que el Perú en estos momentos es una tierra de oportunidades para la inversiones, particularmente para las vienen de países que están en crisis”, aseveró en declaraciones a la prensa antes de adelantar su retorno al Perú para evaluar la situación en Ica tras el sismo ocurrido el viernes último.

Sostuvo que en las conversaciones con las autoridades españolas también se trató el caso de la empresa Telefónica -que adeuda al Estado peruano más de dos mil millones de soles-, y explicó que es un tema que está en la vía judicial.

“Se tocó el tema de Telefónica, hemos señalado que el tema está en vía judicial, y hay que respetar eso, y que evidentemente para nosotros es una preocupación que grandes empresas que tienen muchos años en el Perú estén judicializando o teniendo un proceso contencioso con el Estado por el pago de tributos”, comentó.

En otro momento, el jefe del Estado peruano consideró que su participación en la Cumbre Iberoamericana resultó beneficiosa porque permitió escuchar diversos aportes y experiencias de países sobre el rol del Estado.

Comentó que América Latina tradicionalmente ha seguido recetas de “afuera”, sin escuchar las necesidades de su población, y ello generó una serie de crisis que en algunos países terminaron por “arrinconar al Estado”.

Remarcó que se requiere tener un Estado de “calidad”, con presencia en todo el territorio nacional, especialmente en zonas donde se producen conflictos sociales y donde hay economías ilegales e informales, como el narcotráfico.

“Hoy lo que se está repensando es el Estado que queremos en América Latina. Esta Cumbre Iberoamericana ha sido importante, hemos escuchado una serie de aportes que se traduce en el Acuerdo de Asunción”, agregó.

Subrayó, finalmente, que las relaciones con el Banco Mundial son “buenas y amigables” y remarcó el Perú no es un “gran de deudor de ese organismo”.