Lima. El presidente electo de Perú, Ollanta Humala, cuenta con 70% de aprobación dos semanas después de ganar las elecciones y una mayoría cree que tendrá un gobierno al estilo del ex gobernante brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, indicó el domingo un sondeo.

Humala, un nacionalista y militar retirado que moderó su discurso radical de izquierda antes de los comicios, ganó el 5 de junio a la conservadora Keiko Fujimori con 51,4% de votos.

En la primera encuesta tras la elección presidencial, un 78% de los peruanos consideró que el mandatario electo hará un buen o regular gobierno que comienza el próximo 28 de julio, cuando asumirá las riendas del país por cinco años, dijo la firma Ipsos Apoyo en un sondeo publicado en el diario El Comercio.

Durante la campaña electoral, Humala pregonó su admiración por el modelo económico brasileño y tomó distancia del presidente venezolano, Hugo Chávez, cuyo apoyo en 2006 le llevó a fracasar en su primer intento por gobernar al país andino.

El líder nacionalista tomó con tranquilidad el resultado de la encuesta y afirmó que trabajará duro para mantener esa preferencia, cumpliendo su promesa de mayor inclusión social, pero respetando la actual política económica.

"Lo importante es que así me den (el apoyo) cuando salga de la presidencia, eso es lo que me preocupa y por eso me voy a esforzar para mantener eso (...) Creo que se puede mantener si uno trata de ser coherente con lo que se dijo en la campaña", dijo Humala en la puerta de su casa, donde contestó algunas preguntas de periodistas que lo esperaban.

El mandatario electo, de 48 años, alista su segunda gira por Sudamérica tras los comicios en Perú, un gran productor de materias primas que registra desde hace años un galopante crecimiento económico, entre los más altos del mundo.

Humala visitará el martes al presidente boliviano, Evo Morales, y desde el 28 de junio viajará a Ecuador, Colombia y Venezuela. En su primera gira que duró una semana, Humala visitó Brasil, Paraguay, Uruguay, Argentina y Chile.

El mandatario electo dijo que con Morales, un izquierdista que ha nacionalizado gran parte de su economía, tendrá una encuentro importante porque conoce las ideas de integración regional del gobernante boliviano desde hace tiempo.

"Yo quiero hablar con él como futuro Gobierno para justamente plasmar estos proyectos de integracion cultural, comercial y económica", refirió Humala.

"Aquí no se trata de temas ideológicos, sino de temas de resolver los verdaderos problemas, los verdaderos enemigos del país que son la pobreza, desigualdad, la exclusión social y el narcotráfico", agregó.