Santiago. Un llamado a la justicia chilena a que garantice la transparencia en el proceso abierto esta semana por la muerte del ex presidente Salvador Allende realizó el director de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco.

El representante dijo  a radio Cooperativa que "hay dudas respecto de la muerte de un líder en las condiciones que se produjo esa muerte, en pleno bombardeo de La Moneda, y pudiera haber evidencia que demuestre una tesis distinta".

Hasta el momento la teoría que ha imperado es que fue el  mandatario quien se suicido disparándose con un fusil AK-47 que se encontraba en su despacho.

Esta historia es considerada la versión oficial, debido a que  se logró gracias al testimonio de uno de los hombres de confianza de Allende su médico, Patricio Guijón, quien vio el cuerpo sin vida del mandatario.

Sin embargo, esta semana la justicia chilena decidió por primera vez abrir una investigación formal sobre el caso para despejar cualquier duda y además cumplir así con una querella interpuesta por agrupaciones de derechos humanos.

Vivanco indicó que "hay que actuar con la mayor transparencia y hay que dar todas las facilidades a la justicia, que se ha mostrado independiente y objetiva, para que llegue al fondo de la discusión y se establezca la verdad de lo que ahí ocurrió".

De paso manifestó su esperanza de que el ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza en sus pesquisas ponga punto final a las especulaciones entre ellas que Allende no murió por sus manos, sino que por una bala que provino del exterior.