Cancún, México. El huracán Rina se dirigía este miércoles a la península de Yucatán, en México, con vientos apenas más suaves a los de una fuerte tormenta, amenazando centros turísticos pero lejos de las plataformas petroleras.

"Rina tiene el potencial para convertirse en un importante huracán hoy (miércoles) o esta noche", dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Rina es un huracán de categoría 2 en la escala de intensidad Saffir-Simpson, con vientos de 175 kilómetros por hora (kph). Cuando los vientos máximos sostenidos alcanzan los 179 kph las tormentas son consideradas importantes huracanes de categoría 3.

Rina, el sexto huracán de la temporada del Atlántico de este año, se ubicaba a 370 kilómetros al este-sudeste de Chetumal y a 370 kilómetros al sur-sudeste de Cozumel, en México, en la mañana del miércoles, y se movía hacia el oeste a 6 kph.

La tormenta estaba previsto que avanzara cerca o sobre la costa este de la península de Yucatán a finales del miércoles o el jueves.

Algunos cruceros revisaron sus cronogramas de viaje y el gobernador de Quintana Roo ordenó el martes por la noche la evacuación de cientos de personas en el pueblo de pescadores de Punta Allen, en la costa oeste de la península de Yucatán.

Diez de los 54 refugios de la ciudad estaban preparados para recibir a personas.

Lluvias esporádicas cayeron sobre el centro turístico de Cancún, que fue devastado por el masivo huracán Wilma en el 2005, la tormenta más intensa alguna vez registrada en el Atlántico.

Trasladan delfines. El director del parque nacional Marine, Jaime González Cano, dijo que el huracán probablemente acelerará la erosión de las famosas playas de Cancún.

Había alrededor de 80.000 turistas el martes en el estado de Quintana Roo, en su mayoría extranjeros alojados en grandes hoteles de Cancún.

Las compañías que administran parques marinos alrededor de Cancún trasladaron a más de dos decenas de delfines, algunos de ellos hembras preñadas, a zonas más seguras en el interior.

El huracán podría descargar de 20 a 40 centímetros de lluvia sobre la península de Yucatán a partir del miércoles en la mañana. "Deben apurarse para terminar los preparativos para proteger la vida y la propiedad", dijo el centro de huracanes.

También es posible una enorme ola, que eleve el nivel del mar unos 2,1 metros sobre lo normal a lo largo de la costa.

La tormenta podría golpear otros centros turísticos como Playa del Carmen y la isla de Cozumel, popular para los amantes del buceo y los cruceros, y también afectará la pequeña nación de Belice, en Centroamérica.

Belice emitió un alerta de tormenta tropical a lo largo de su línea costera al norte de Ciudad de Belice. Otros países centroamericanos no están dentro la trayectoria prevista del huracán.

Las lluvias que comenzaron el 12 de octubre en Centroamérica han afectado a más de 1 millón de personas y destruyeron cultivos en la región, dijo el martes Naciones Unidas.

Las principales instalaciones petroleras de México están alejadas de la trayectoria del huracán.