Estados Unidos. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, canceló eventos de su campaña electoral en Florida y Wisconsin para regresar a Washington y supervisar la respuesta del Gobierno federal al impacto del huracán Sandy, anunció el lunes la Casa Blanca.

Obama suspendió el discurso que planeaba dar este lunes en una universidad de Orlando y volvió en avión a Washington, dijo un portavoz de la Casa Blanca. Otro evento electoral programado para el martes en Green Bay (Wisconsin), también fue cancelado.

"Debido al deterioro de las condiciones climáticas en el área de Washington, el presidente no asistirá a su evento de campaña de hoy (lunes) en Orlando", dijo en un comunicado el portavoz Jay Carney.

"El presidente regresará a la Casa Blanca a supervisar los preparativos de las primeras respuestas al huracán Sandy", agregó. El mandatario demócrata permanecerá en Washington el martes para seguir de cerca del impacto del ciclón y sus consecuencias, indicó el Gobierno.

Sandy, una gigantesca tormenta que se dirige a la costa este de Estados Unidos, ha obligado a evacuar a cientos de miles de residentes de zonas bajas.

Obama llegó a Florida el domingo por la noche, un día antes de lo planeado. Tenía previsto celebrar un acto de su campaña por la reelección junto al ex presidente Bill Clinton.

Florida y Wisconsin son ambos estados cruciales para las elecciones presidenciales del 6 de noviembre. Obama también canceló eventos en estados como Virginia y Colorado, que no tienen una tendencia de voto definida, debido al arribo de Sandy.

Pese a lo negativo de tener que cancelar eventos de campaña casi una semana antes de las elecciones, la tormenta brinda a Obama una oportunidad para mostrar su liderazgo presidencial en medio de un desastre natural.

El candidato republicano Mitt Romney también suspendió actos de campaña como resultado de la tormenta.

Cierre de reactores nucleares.  El huracán Sandy podría provocar el cierre de algunos reactores de energía nuclear en la costa atlántica de Estados Unidos antes de tocar tierra este lunes por la noche.

La tormenta, cuyo centro se ubicaba a unos 505 kilómetros al sureste de la ciudad de Nueva York, debería arribar a tierra en un punto cerca de Delaware y el sur de Nueva Jersey en unas 12 horas como un huracán de categoría 1, presentando vientos de hasta 144 kilómetros por hora (kph).

Los reactores nucleares en la actual trayectoria de Sandy incluyen a plantas como la de Salem de 2.332 megavatios y Hope Creek de 1.161 megavatios, ambas de Public Service Enterprise Group Inc.

Es probable que ambas instalaciones sean las más afectadas por el ciclón cuando ingrese al territorio continental.

Se espera que Sandy pierda cierta fuerza mientras avanza sobre Pensilvania y Maryland, y cruce cerca de la planta nuclear de Calvert Cliffs de 1.705 megavatios de Constellation Nuclear Energy Group.

Sandy también pasaría a poca distancia de las plantas Peach Bottom de 2.244 megavatios, Limerick de 2.264 megavatios y Three Mile Island de 805 megavatios de Exelon Corp en Pensilvania, y de la instalación de Susquehanna de 2.450 megavatios perteneciente a PPL Corp en el mismo estado.

Operadores de energía eléctrica dijeron que si Sandy continúa con la trayectoria pronosticada es posible que PSEG tenga que cerrar los reactores de Salem y Hope Creek más tarde el lunes, aunque había opiniones mixtas sobre si los vientos de la tormenta aún serían lo suficientemente fuertes como para llevar al cierre de las plantas de Maryland y Pensilvania.

Todos los reactores en Estados Unidos cuentan con procedimientos que requieren que los operadores cierren las unidades antes de que sean alcanzados por vientos con fuerza de huracán o cuando las inundaciones llegan a ciertos niveles.

Algunos reactores en la zona ya fueron cerrados para reabastacimiento de combustible o por labores de mantención como Oyster Creek de Exelon en Nueva Jersey, Salem 2 de PSEG también en Nueva Jersey y Susquehanna de PPL en Pensilvania.

Un portavoz de PSEG dijo que sólo el personal esencial fue requerido el lunes en las plantas de Salem y Hope Creek.