Bogotá. Las autoridades forenses de Colombia identificaron el sábado los restos de un oficial de la policía entregados hace un par de días por la guerrilla de las FARC, quien murió mientras estuvo secuestrado por el grupo rebelde en las selvas del país.

Pruebas de ADN llevaron al Instituto de Medicina Legal y de Ciencias Forenses a comprobar la identificación de los restos como los del coronel Julián Ernesto Guevara, plagiado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, en un asalto a la ciudad de Mitú, capital del selvático departamento del Vaupés, en noviembre de 1998.

La identificación fue realizada mediante una comparación de muestras con la madre del oficial, Emperatriz de Guevara.

"Los resultados muestran que la señora Emperatriz Castro de Guevara no se excluye como madre biológica de los restos recibidos", dijo a periodistas la directora del instituto de Medicina Legal, Luz Janeth Forero.

"Por lo tanto, la probabilidad de la maternidad a la que se hace mención en el ítem presente es del 99,99 por ciento", agregó.

Los restos de Guevara fueron entregados el jueves por las FARC a una misión humanitaria que en días previos recibió al soldado Josué Daniel Calvo y el suboficial del Ejército Pablo Emilio Moncayo, quienes permanecieron secuestrados durante 11 meses y más de 12 años, respectivamente.

Forero explicó que adicionalmente se recogieron las muestras necesarias para que Instituto Nacional de Salud establezca las causas de la muerte del oficial, la cual según las FARC ocurrió en enero del 2006 por una extraña enfermedad.

Tras la identificación, los restos del oficial fueron entregados a su madre para sus exequias.