La Habana. Cuba excarcelará próximamente a dos disidentes, dijo este viernes el Arzobispado de La Habana, destrabando un proceso de liberación acordado por el presidente Raúl Castro y la Iglesia Católica que ha sacado de prisión a 41 opositores.

Los dos disidentes forman parte del grupo de once cuya liberación no se había concretado porque se negaban a aceptar la excarcelación a condición de marcharse al exilio.

"En continuidad con el proceso de liberación de prisioneros, se informa que otros dos serán excarcelados próximamente", dijo el Arzobispado de La Habana en una breve nota.

Uno de ellos es Ángel Juan Moya, quien podrá permanecer en Cuba; mientras que el otro Guido Sigler Amaya pretende irse a Estados Unidos.

Castro prometió el año pasado liberar a 52 disidentes reclamados por Amnistía Internacional. A partir de julio fueron excarcelados gradualmente 41 de ellos, de los cuales la mayoría emigró a España con sus familiares.

Tras estas liberaciones, quedarán en prisión nueve disidentes del grupo de 75 encarcelados en 2003, y condenados a penas de entre seis y 28 años en un proceso conocido como "Primavera Negra".

La retención de los once disidentes en las cárceles pese al histórico acuerdo, llevó a otros dos disidentes que pertenecen a ese grupo, Diosdado González y Pedro Argüelles, a declararse en huelga de hambre a partir de 1 de febrero para presionar al gobierno.

Una protesta similar inició el 28 de enero Alejandrina García, esposa de González.