La Habana. La Iglesia Católica cubana dijo este jueves que espera más "gestos" del Gobierno, tras un inusual diálogo sobre la situación de los presos políticos que hasta ahora consiguió el traslado de seis reos a cárceles cercanas a sus familiares.

Orlando Márquez, portavoz del Arzobispado de La Habana, dijo a periodistas que no hay indicios de que estén "estancadas" las negociaciones iniciadas en mayo entre la Iglesia y las autoridades comunistas de la isla.

"Nosotros sí seguimos esperando que estos gestos, como aquél primero que se dio, continúen", dijo Márquez, durante una conferencia de prensa previa a la visita la próxima semana a la isla del canciller del Vaticano, monseñor Dominique Mamberti.

El traslado de unos 17 presos a cárceles más cerca de sus familiares fue abordado por el presidente cubano, Raúl Castro, en la reunión sostenida el mes pasado con el cardenal Jaime Ortega, avivando esperanzas sobre posibles excarcelaciones de los más enfermos.

"Hasta este momento, hasta el día de hoy, aunque no ha habido ningún otro gesto en relación con el traslado de los presos, no hay nada tampoco que indique que el proceso se ha estancado o que haya concluido", agregó Márquez.

Los seis prisioneros que fueron trasladados a inicios de junio a cárceles cercanas a las viviendas de sus familiares forman parte de un grupo de 75 opositores encarcelados en 2003, en un proceso conocido como "Primavera Negra" que los condenó a penas de entre 6 y 28 años.

Márquez dijo que las negociaciones con el Gobierno sobre los presos políticos es un "proceso abierto, de perspectivas amplias", pero no se han fijado plazos.

"En cualquier momento que se den estos gestos son bienvenidos", dijo, en alusión a si esperaban nuevos traslados durante la visita de Mamberti.

El papel de la Iglesia como mediadora comenzó en marzo, tras intervenir ante el Gobierno para que detuviera el acoso de sus partidarios contra las Damas de Blanco, un grupo de madres y esposas de los presos políticos que suelen caminar por las calles de La Habana para pedir la libertad de sus familiares.

Desde entonces, las Damas de Blanco reanudaron sus caminatas sin interferencias.

Durante la visita de Mamberti, que comienza el próximo martes, está previsto un encuentro con el canciller cubano, Bruno Rodríguez. Se desconoce si se reunirá con el presidente Raúl Castro.

Mamberti participará también en la décima Semana Social Católica, un evento que debatirá aspectos relacionados con problemáticas sociales, políticas y económicas cruciales en la vida de la nación.