La Habana. Cuba excarcelará a partir del miércoles a 52 prisioneros políticos condenados en 2003, dijo la Iglesia Católica, en el más contundente resultado del inédito diálogo entablado en mayo entre autoridades religiosas y líderes del gobierno comunista cubano. 

El Arzobispado de La Habana precisó en un comunicado que el gobierno cubano informó la decisión durante una reunión con el cardenal cubano Jaime Ortega y el ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, quien viajó a la isla para apoyar el diálogo sobre derechos humanos.

"Las autoridades cubanas informaron además que los 47 prisioneros que restan de los que fueron detenidos en 2003 serán puestos en libertad y podrán salir del país. Esta gestión será concluida en un período de tres a cuatro meses a partir de este momento", dijo la nota del Arzobispado de La Habana.

La Iglesia Católica agregó que el miércoles serán liberados los primeros cinco prisioneros y que podrán "salir en breve" hacia España en compañía de sus familiares.

Otros seis serían trasladados "en las próximas horas" a cárceles cercanas a sus familiares, agregó.

El diálogo iniciado en mayo por el presidente Raúl Castro y líderes de la Iglesia Católica condujo hasta ahora a la excarcelación a mediados de junio de un disidente enfermo y al traslado de otros 12 a cárceles cercanas a sus familiares.

Las liberaciones podría además desactivar la huelga de hambre del disidente Guillermo Fariñas, deteriorado luego de 134 días de ayuno como una protesta para pedir la excarcelación de los prisioneros políticos enfermos.

Fariñas no estuvo disponible de inmediato para comentar sobre las excarcelaciones.