Durante las campañas electorales para elegir el próximo 7 de junio los candidatos van a “bombardear” a la ciudadanía con ofrecimientos y promesas, pero muchos de ellos evitarán hablar de los deberes que se tienen en los cargos de elección popular a los que aspiran, advirtió el cardenal Norberto Rivera en la misa en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México.

Rivera expuso que los candidatos saldrán a dar, en las campañas para contender por cargos públicos, discursos en los que omitirán frases negativas y resaltarán frases de bienestar social, cuando lo que se requiere es de mensajes realistas.

“En los próximos meses vamos a tener muchas campañas y nos van a bombardear con ofrecimientos. Todos tienen siempre en sus labios eslogans de bienestar y de progreso. Prometen el reino sobre la Tierra y paraísos en el tiempo. Los otros líderes evitan pronunciar en sus campañas frases negativas que puedan desanimar a sus seguidores.

“Pero, precisamente por eso, todos los proyectos humanos resultan imperfectos. Hablan de derechos y casi siempre evitan hablar de deberes, y una sociedad no se puede construir así”, manifestó el arzobispo primado de México.

Sin embargo, también reconoció que no sólo es tarea de legisladores y gobernantes hacer algo por México, por lo que pidió a la sociedad una verdadera conversión personal, de arrepentimiento y rectificación de su papel en la sociedad.

“Para conseguir un mundo mejor no basta con cambios exteriores, que suelen significar que los de abajo suban y los de arriba bajen. Hay algo que debe cambiar en profundidad, y Jesús lo está señalando: hay que cambiar en el corazón, hay que cambiar de mente, hay que renovarse interiormente si queremos mejorar en lo personal y si queremos que nuestra sociedad cambie, porque los cambios que nos anuncian muchas veces es cambiarlo todo para seguir igual”, expresó Norberto Rivera.

Durante la misa dominical, enfatizó que de nada sirven los cambios superficiales o cosméticos.

Resaltó, asimismo, que de no haber un cambio social “seguiremos con las mismas injusticias, seguiremos arrebatándonos unos a otros (...) De verdad que el anuncio de Jesús es un anuncio radical: pretende un cambio personal, social e histórico a través de la conversión del corazón y del espíritu. No quiere cambios superficiales, cambios cosméticos, maquillados”, enfatizó.

Cabe resaltar que la semana anterior, la Arquidiócesis Primada de México acusó que los partidos políticos y sus candidatos a puestos de elección popular actúan como mafias del poder y sólo ven por intereses grupales y personales.

Además, hizo un llamado a legisladores y autoridades en la materia a hacer respetar la democracia y evitar, mediante reformas a la ley, “el oportunismo de los políticos chapulines” que brincan de un puesto a otro sin rendición de cuentas.

“Es imperativo acabar con los clanes y grupos que concentran el poder desmedido”, advirtió.

Piden esfuerzo institucional para garantizar elecciones

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Miguel Alonso Raya, señaló que nadie debe poner en duda que las elecciones serán llevadas a cabo en zonas conflictivas, porque no hacerlo sería una claudicación del Estado mexicano.

“En casos como Tamaulipas o Tierra Caliente, que abarca partes del Estado de México, Guerrero y Michoacán, tiene que haber un esfuerzo institucional para organizar la jornada electoral a pesar de las amenazas de la delincuencia organizada.

“Quienes plantean que no haya elecciones en estas zonas le abren camino al autoritarismo y a la permanencia de grupos de interés que representan lo más atrasado o lo más negativo de cada una de esas entidades.”

El legislador agregó que sería muy grave ceder a la presión de algunos grupos y a las amenazas de la delincuencia organizada y que no hubiese comicios en alguna entidad federativa, “porque representaría una claudicación de las responsabilidades que el Estado mexicano tiene como tal”.

Por ello, enfatizó que “el Estado mexicano debe implementar todas las medidas necesarias para garantizar que las votaciones tengan lugar en Michoacán, Tamaulipas, Guerrero y en el resto de las entidades en donde se renovarán gubernaturas, Congresos, municipios o delegaciones y asambleístas en el caso del Distrito Federal”.

Añadió que el INE, a su vez, debe aplicar sus facultades para organizar la jornada electoral el 7 de junio, tomando determinaciones claras que no se presten a interpretaciones o dudas acerca de si habrá o no elecciones en zonas conflictivas.